Dos personas fueron detenidas en la operación, en la localidad de Duque de Caxias, en el suburbio de Río de Janeiro

AFP

La policía decomisó la madrugada del miércoles casi 2,5 toneladas de cocaína en la región metropolitana de Rio de Janeiro, en una de las mayores aprehensiones de droga de Brasil, informó la Policía Federal (PF).

En total, fueron aprehendidas "2,466 toneladas" de clorhidrato de cocaína, "la forma más pura y valiosa de la droga", indicó la PF en un comunicado.

Publicidad

Dos personas fueron detenidas en la operación, en la localidad de Duque de Caxias, en el suburbio de Rio situado en la violenta región conocida como Baixada Fluminense, precisó la institución.

"La PF obtuvo informaciones de que una organización criminal estaba usando un galpón para almacenar el estupefaciente" y la investigación "identificó movimientos sospechosos de vehículos en el lugar", agregó el comunicado, acompañado por fotos en los que se ve centenas de "ladrillos" del producto decomisado.

Publicidad

"Se trata de la mayor aprehensión de clorhidrato de cocaína jamás realizada en el estado [de Rio de Janeiro] y una de las mayores de Brasil", subrayó la Policía.

Brasil se ha convertido en los últimos años en una importante plataforma de tráfico de droga destinada principalmente a Europa.

Las operaciones se multiplicaron en los puertos, con capturas importantes. En marzo de 2018, dos toneladas fueron encontradas en contenedores del puerto de Santos (sudeste), el mayor de América Latina.

El mes pasado, fueron arrestadas 45 personas -38 en Brasil, cuatro en Bélgica, dos en Emiratos Árabes Unidos y una en España- como parte de una operación internacional contra una red criminal que enviaba toneladas de cocaína desde Brasil hacia Europa.

A lo largo de esa investigación fueron decomisadas un total de 52 toneladas de cocaína.

Según Europol, la red criminal tenía contactos con los carteles de la droga en Brasil y otros países de América del Sur, que se encargaban de la preparación y envío de la cocaína, transportada en Europa a través de contenedores marítimos.

Publicidad

Publicidad