Irlanda Internacionales -  29 de diciembre 2020 - 17:15hs

Se retira arzobispo de Dublín, defendió imagen de la Iglesia

El papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de Dublín Diarmuid Martin, quien obró para reparar la imagen de la Iglesia Católica en Irlanda tras el escándalo de abusos sexuales cometidos por curas.

Martin cumplió los 75 años hace poco, la edad de retiro obligatorio para los obispos. Será reemplazado por el obispo Dermot Farrell, de 66 años y titular de la diocesis de Ossory en el este de Irlanda.

Irlanda, un país de profundas raíces católicas, padeció uno de los peores escándalos de abusos sexuales por curas, revelado en años recientes mediante reportes del gobierno.

Según las averiguaciones, miles de niños fueron violados o abusados por curas o en escuelas administradas por la Iglesia, mientras altas figuras del clero encubrían las conductas y trataban de proteger la reputación de la Iglesia irlandesa.

Martin, quien fue nombrado arzobispo de Dublín en el 2004, trató de rectificar la conducta y reparar a la Iglesia local, defendiendo con vehemencia a las víctimas.

“En ese sentido, lideró con el ejemplo, enfrentándose al pasado, solidarizándose con los sobrevivientes y sus familias y mostrando transparencia y responsabilidad. Así marcó el camino a seguir para otros líderes de la iglesia tanto aquí como en el resto del mundo”, expresó el arzobispo Eamon Martin, presidente la Conferencia Episcopal de Irlanda.

Farrell, el nuevo arzobispo de Dublín, se ha ganado elogios por su gestión pastoral y administrativa desde que fue nombrado por Francisco a la diocesis de Ossory en 2018. En un artículo de opinión aparecido el martes en el diario Irish Catholic, el comentarista de asuntos religiosos Michael Kelly escribió que Farrell era el hombre acertado para suceder a Martin.

“Es un hombre de mucha energía que no le tiene miedo a las reformas ni a las nuevas maneras de actuar”, escribió Kelly.