EEUU Internacionales -  12 de febrero 2021 - 19:01hs

ELN acusa a gobierno colombiano de mala intención con Cuba

La guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional ( ELN ) acusó el viernes al gobierno de su país de actuar de forma malintencionada con Cuba al dar a conocer públicamente un memo de la isla en la que le advertía sobre un posible atentado en Bogotá y sostuvo que busca convertir a la nación caribeña en el enemigo.

En una entrevista con The Associated Press, uno de los líderes de la agrupación armada, Pablo Beltrán, sostuvo que “hay una seguidilla de información para crear una cortina de humo porque en este momento la situación del país (Colombia) está dura por las matanzas, la economía, la pandemia... el gobierno tiene esa técnica”.

Beltrán es el jefe de la delegación que permanece en Cuba luego de las conversaciones de paz fallidas con el gobierno de Colombia.

El lunes el gobierno del presidente Iván Duque dio a conocer un breve memorando en el que la embajada de Cuba en Colombia advertía sobre la organización de un posible atentado por parte del ELN en Bogotá. La canciller colombiana Claudia Blum se reunió con el embajador José Luis Ponce el jueves para pedirle precisiones y le exigió que diera a conocer la fuente de la información.

No se ofrecieron detalles del presunto ataque.

La víspera el ELN aseguró en un comunicado que se había tratado de un “falso positivo”, es decir, de intentar atribuirle a la guerrilla alguna operación de otro grupo y negó que sus columnas estuvieran preparando un ataque.

“No quiero tomarme la vocería de Cuba, pero me parece que ellos actuaron de buena fe, trataron de decir ‘si va a haber una operación de bandera falsa advirtámoslo para que se tomen medidas y no haya víctimas inocentes’. ¿Cómo respondió el gobierno (de Duque)? De la manera más artera”, manifestó Beltrán.

Según Beltrán el ELN le dijo a las autoridades cubanas que no sabía nada de un supuesto ataque y dio a entender que habría un desencuentro entre los mandos en Cuba.

“Estamos aquí desde 2018 en una tarea de paz, entonces hemos sido dispensados de conducir o tener que ver otros asuntos militares en Colombia”, agregó el dirigente.

Cuba se convirtió en garante del diálogo entre el ELN y el gobierno de Colombia entre 2017 y 2018 a pedido de las partes -entonces bajo la presidencia de Juan Manuel Santos-, después del acuerdo de paz con la agrupación rebelde Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Durante meses delegados de Duque conversaron con Beltrán, pero en 2019 un atentado contra una escuela de cadetes de la policía en Bogotá -que dejó más de 20 muertos- provocó la suspensión de los contactos.

Duque exigió la entrega de los rebeldes y Cuba rechazó el pedido alegando el protocolo de la mesa de conversaciones -también respaldada por Noruega- que establece que en caso de ruptura del diálogo no deben ser extraditados.

La presencia del ELN en la isla se convirtió en un punto de discordia también con Estados Unidos, que en el marco del incremento de las sanciones contra Cuba incluyó a la isla en un listado de países patrocinadores del terrorismo por su rechazo a deportar a los guerrilleros durante la administración de Donald Trump.

El gobierno de Colombia “ni raja, ni presta el hacha. Ni va a la mesa, ni permite el retorno”, manifestó Beltrán.

Beltrán sostuvo que la administración de Joe Biden podría impulsar nuevamente el diálogo de paz, alegando que tal vez el demócrata quiera “rehacer las ruinas de lo que se le cayó a Trump”, que promovió la mano dura contra la guerrilla. También podría influir el nuevo escenario político tras las elecciones en Colombia en 2022.

“Todos los gobiernos han dejado un legado en la paz, ¿este (el de Duque) por qué va a ser la excepción? En Colombia, que somos muy religiosos, decimos que a veces hay milagros”, agregó Beltrán.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana y tiene en la actualidad unos 2.700 combatientes, según estimaciones del gobierno colombiano.