Países Bajos Internacionales -  24 de febrero 2021 - 19:29hs

Incautadas 23 toneladas de cocaína de Paraguay y Panamá para Países Bajos

La Haya, 24 feb (EFE).- Las autoridades portuarias de Hamburgo y Amberes interceptaron más de 23.000 kilos de cocaína procedente de Paraguay y Panamá y destinada a territorio de Países Bajos, una cifra récord que alcanza un valor comercial total de unos 600 millones de euros, informó este miércoles la policía neerlandesa. ,En un comunicado, detalló que un total de 16.174 kilos de cocaína viajaron ocultos en más de 1.700 latas de material de construcción (masilla) guardadas en tres contenedores,

Las autoridades portuarias de Hamburgo y Amberes interceptaron más de 23,000 kilos de cocaína procedente de Paraguay y Panamá y destinada a territorio de Países Bajos, una cifra récord que alcanza un valor comercial total de unos 600 millones de euros, informó este miércoles la policía neerlandesa.

En un comunicado , detalló que un total de 16,174 kilos de cocaína viajaron ocultos en más de 1,700 latas de material de construcción (masilla) guardadas en tres contenedores, y fueron interceptados en el puerto alemán de Hamburgo el 12 de febrero, después de una alerta enviada por los analistas de riesgo de la Aduana neerlandesa, que pidió una inspección de los contenedores.

La carga había llegado a bordo de un portacontenedores procedente de Paraguay, que pasó por los puertos de Tánger (Marruecos) y Róterdam (Países Bajos) antes de alcanzar el norte de Alemania, con la intención de que la droga sea transportada después por tierra a territorio neerlandés, según la Policía.

El segundo envío procedía de Panamá y fue detectado en el puerto belga de Amberes la semana pasada. Los once contenedores donde se ocultaba la cocaína iban llenos de piña, caballa, calamar y madera.

Las autoridades aduaneras de Bélgica verificaron el contenido de estos contenedores en un escaneo el pasado sábado, después de un intercambio de información con la policía y la fiscalía de Países Bajos, y localizaron unos 7,200 kilos de cocaína ocultos en los contenedores.

Un hombre de 28 años del municipio de Vlaardingen, en la zona portuaria de Róterdam, fue detenido este miércoles al aparecer como destinatario de los contenedores donde iba la droga interceptada en ambas ciudades, y se llevaron varios registros en su casa y en dos direcciones relacionadas con su empresa.

La suma de ambos envíos, que alcanza las 23 toneladas de cocaína, representa un récord absoluto para las autoridades neerlandesas, siendo esta la primera vez que se intercepta un número tan grande de esta droga destinada a Países Bajos.

LA PANDEMIA NO AFECTA AL NARCOTRÁFICO

Ayer, las autoridades neerlandesas informaron de la mayor captura de un envío de heroína jamás interceptada en el Puerto de Róterdam, el más grande de Europa. Las autoridades localizaron más de 1,500 kilos de esta droga en un contenedor de sal procedente de Pakistán, lo que -calculan- tenía un valor de 45 millones de euros. La droga ya fue destruida.

A pesar de la pandemia de coronavirus y su impacto que ha tenido en el comercio internacional, los cargamentos de droga continúan llegando a Europa desde otros puntos del mundo, según confirmó recientemente en una entrevista con Efe la directora de Europol, Catherine de Bolle.

Esta agencia de coordinación policial de la Unión Europea ha reforzado su unidad dedicada al narcotráfico porque asegura estar "abrumada por el tráfico de cocaína en la UE", un negocio que empezó a crecer antes de esta crisis de coronavirus y que exige "ir detrás del dinero, iniciar investigaciones financieras" para combatirlo.

"Cuando miramos a Países Bajos y Bélgica, por ejemplo, las cifras han sido muy altas en 2020, más que en 2019. El 60 % de la producción de drogas en Colombia, por ejemplo, tiene como destino final la UE. Hace unos años, este no era el caso, ahora somos un continente muy lucrativo para la exportación de drogas", subrayó De Bolle.