Brasil Internacionales -  16 de marzo 2021 - 11:52hs

El nuevo ministro de Salud aclara que política anticovid la dicta Bolsonaro

Brasilia, 16 mar (EFE).- El cardiólogo Marcelo Queiroga, nombrado ministro de Salud por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este martes que "la política" de combate a la covid-19 la dicta el Gobierno y sugirió que no habrá muchos cambios pese al agravamiento de la pandemia en el país.,"El ministro de Salud ejecuta la política del Gobierno", declaró Queiroga a periodistas al llegar a la sede de ese despacho para una reunión con el general Eduardo Pazuello, a quien sustituirá en el cargo

El cardiólogo Marcelo Queiroga, nombrado ministro de Salud por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro , dijo este martes que "la política" de combate a la covid-19 la dicta el Gobierno y sugirió que no habrá muchos cambios pese al agravamiento de la pandemia en el país.

"El ministro de Salud ejecuta la política del Gobierno", declaró Queiroga a periodistas al llegar a la sede de ese despacho para una reunión con el general Eduardo Pazuello, a quien sustituirá en el cargo oficialmente en los próximos días, según anunció Bolsonaro.

Queiroga, quien será el cuarto ministro de Salud en poco más de un año y asumirá en medio de la peor fase de la pandemia en el país, con la curva descontrolada y los hospitales al borde del colapso, aseguró que "el Gobierno está trabajando" y que "las políticas públicas son puestas en práctica".

También consideró que el general Pazuello, cuya gestión está bajo investigación judicial por sospechas de "omisión" y "falta de transparencia", "ha trabajado arduamente para mejorar la condición sanitaria de Brasil" y explicó que su tarea al frente del ministerio será "darle continuidad a ese trabajo".

En las entre líneas, Queiroga marcó una única diferencia con el general Pazuello y el propio Bolsonaro, al pedir a los periodistas que no se aglomeraran para escucharle a las puertas del ministerio.

"Ustedes están aglomerados aquí y eso no es bueno. Quiero el apoyo de todos ustedes para vencer la pandemia. Precisamos de una unión nacional para vencer al virus", declaró usando la máscara preceptiva, que tanto Bolsonaro como la mayoría de los miembros del Gobierno no suelen utilizar.

Según sostienen los especialistas, entre las claves para reforzar el combate a la pandemia en momentos de agravamiento, como ocurre en Brasil ahora, figuran los confinamientos, a los que Bolsonaro se opone con la tesis de que "destruyen empleos" y eso "mata más que el virus".

Queiroga, en sus primeras declaraciones tras ser designado ministro, ha dicho que los confinamientos sólo deben ser adoptados en "situaciones extremas" y que "no pueden ser una política de Gobierno".

De acuerdo al propio Bolsonaro, el nombramiento de Queiroga debe ser publicado este mismo martes en el Diario Oficial, aunque su toma de posesión formal ocurrirá tras una "transición" que durará unos días.

El ministro designado era hasta ahora presidente de la Asociación Brasileña de Cardiología y desde hace tiempo mantiene vínculos con el mandatario y su familia, y en particular con el senador Flavio Bolsonaro, hijo del gobernante y quien le recomendó para el cargo.

Brasil es considerado actualmente el epicentro global de la crisis sanitaria y ya suma más de 11,5 millones de contagios, con cerca de 280.000 muertes y una situación agravada por una variante amazónica, que es al menos tres veces más contagiosa que la original y ya se ha expandido por todo el país.

En esta nota: