TOKIO Internacionales -  21 de marzo 2021 - 10:30hs

Japón retira estado de emergencia, promete combatir el virus

El primer ministro de Japón , Yoshihide Suga, prometió el domingo hacer todo lo que pueda para impedir un repunte del virus , en declaraciones antes del relevo de la antorcha olímpica y de su próxima visita a Washington.

Suga ofreció un discurso en la convención anual de su formación, el Partido Liberal Democrático, horas antes del final programado del estado de emergencia en la región de Tokio. Suga dijo que la retirada daba inicio a “un momento extremadamente importante” de prevención del virus.

“No debemos bajar la guardia (...) para impedir que los contagios remonten", dijo.

Suga anunció el jueves que las medidas de emergencia impuestas durante un mes en Tokio, Kanagawa, Chiba y Saitama terminarían en la medianoche del domingo, una decisión que subraya el interés de su gobierno por reducir las limitaciones sobre las empresas y mantener la economía en marcha, pese a las preocupaciones planteadas por expertos sobre la posibilidad de un repunte.

El relevo de la antorcha olímpica comenzará apenas unos días después en Fukushima, al nordeste de Tokio, como símbolo de reconstrucción de una región que fue el centro de la crisis nuclear de 2011.

Suga reiteró su promesa de celebrar los Juegos Olímpicos en julio como “prueba de la victoria contra el coronavirus”, tras un aplazamiento de un año debido a la pandemia. Las autoridades olímpicas decidieron el sábado vetar la presencia de espectadores llegados del extranjero.

“Transmitiremos valor y esperanza, desde Japón para el mundo”, dijo Suga.

Suga también quiere mantener los contagios bajos antes de su visita a Washington, prevista para principios de abril, para su primera reunión en persona con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden . Será el primer mandatario extranjero con el que se reúne en persona, lo que subraya la importancia de la alianza entre ambos países.

Suga, que la semana pasada recibió la primera dosis de una vacuna contra el COVID-19, dijo que estaba deseando hablar con Biden sobre medidas de lucha contra la pandemia, así como tratar la cooperación ante la creciente influencia de China en la región.

“Aún afrontaremos altibajos, pero seguro que podemos encontrar una luz hacia delante”, dijo Suga.

El mandatario prometió hacer todo lo posible por proteger la vida y la salud de la gente y pidió su cooperación para hacer lo que puedan a la hora de contener los contagios y “recuperar la tranquilidad y la vida cotidiana”.

La región de Tokio estaba sujeta a medidas desde el 7 de enero, después de que los contagios diarios batieran nuevos récords en la zona. Las recomendaciones no vinculantes pedían a los restaurantes y bares que cerraran a las 20:00 y tomaran medidas de precaución.

El gobierno aumentará el número de pruebas diagnósticas, seguirá la evolución de variantes más contagiosas y pagará subsidios a restaurantes y bares que cooperen para cerrar a las 21:00.

Japón no ha impuesto un confinamiento duro y ha mantenido los contagios por debajo de Estados Unidos y de muchos países europeos. El país ha registrado menos de un millón de casos y unas 8.800 muertes desde que comenzó la pandemia, indicó el Ministerio de Salud.

Los expertos han expresado su preocupación por un posible repunte de contagios ahora que se ha estabilizado el descenso de infecciones en la zona de Tokio, y que la gente está cansada de las medidas de prevención del virus.