Ucrania Internacionales -  12 de agosto 2022 - 06:28hs

Barco de carga cerca de atracar en Ucrania y partir a África

El Consejo Europeo anunció que el primer transporte del Programa Mundial de Alimentos para África estaba cerca de llegar, cargar grano y partir.

La guerra de Rusia en Ucrania está haciendo que el planeta se debata entre un poco de esperanza y una desesperación permanente. El viernes surgió la expectativa de que el primer barco de transporte de cereales de la ONU podría llegar pronto a Ucrania y salir con destino a África, pero al mismo tiempo, más proyectiles rusos golpeaban el este del país.

La guerra, que va a cumplir seis meses, ha elevado enormemente los precios de los alimentos y ha dejado a los países más pobres con cada vez menos esperanzas de recibir suministros del granero de Europa. No obstante, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, anunció el viernes que el primer transporte del Programa Mundial de Alimentos para África estaba cerca de llegar, cargar grano y partir.

Michel aseguró que el barco cargaría en un puerto ucraniano y partiría hacia Etiopía. Afirmó que “la cooperación de todos los actores involucrados es clave” para evitar la escasez de alimentos y el hambre en todo el mundo. Si se concreta, el traslado de cereales sería un gran paso para aliviar una crisis alimentaria causada por la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero.

El barco, Brave Commander, llevaría más de 23.000 toneladas métricas (27.500 toneladas cortas) de grano a Etiopía.

Aunque los funcionarios ucranianos y occidentales han hablado repetidamente del papel crucial de los envíos de cereales desde los puertos ucranianos del Mar Negro para evitar una crisis alimentaria mundial, muchos de la primera decena de barcos que zarparon de los puertos tenían como destino Turquía y Europa occidental. Algunos analistas atribuyeron esto a la necesidad de liberar el escaso espacio de atraque, y dijeron que probablemente se priorizaron los barcos que han estado atrapados en los puertos por más tiempo.

El mundo también siguió preocupado por la amenaza de un desastre nuclear en el este de Ucrania, donde los cañoneos han golpeado el área, que alberga la planta nuclear más grande de Europa.

Los ataques cerca de las instalaciones de Zaporiyia controladas por Rusia continuaron durante la noche. Las fuerzas rusas dispararon más de 40 cohetes contra la ciudad de Marhanets, que se encuentra al otro lado del río Dniéper desde la planta de energía. Tres personas resultaron heridas en el bombardeo más reciente, incluido un niño de 12 años. La ciudad vecina de Nikopol también fue cañoneada, aseguró Valentyn Reznichenko, gobernador de la región de Dnipropetrovsk.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: