BEIJING Internacionales -  3 de junio 2021 - 08:15hs

China: marcas extranjeras importan bienes de mala calidad

El anuncio significa un revés para las marcas extranjeras atacadas por la prensa estatal en marzo luego de acusaciones de gobiernos.

El gobierno chino ha acusado a H&M, Nike, Zara y otras marcas de importar ropa para niños y otras mercaderías de mala calidad, en un nuevo dolor de cabeza para las empresas extranjeras a las que Beijing atacó porque denunciaron la posible existencia de trabajos forzados en el noroeste del país.

En el Día Internacional del Niño, la aduana publicó una lista de productos de “calidad y seguridad defectuosas” de 16 compañías tales como camisetas, juguetes y cepillos de dientes.

El anuncio significa un revés para las marcas extranjeras atacadas por la prensa estatal en marzo luego de acusaciones de gobiernos y grupos defensores de los derechos humanos de que Beijing emplea trabajos forzados en la región de Xinjiang, en el noroeste.

La TV estatal pidió un boicot de H&M ante una declaración de la empresa de que dejaría de usar algodón proveniente de Xinjiang. La prensa oficial criticó a otras empresas por expresar inquietud ante la posibilidad de trabajos forzados.

Las empresas chinas de comercio online retiraron mercaderías de H&M de sus sitios, en tanto los app stores retiraron las aplicaciones de H&M, Nike y Adidas. Varias celebridades cancelaron sus contratos de promoción.

La seguridad de los productos despierta inquietud en China luego de una serie de escándalos provocados por leche, medicamentos y otros productos de mala calidad o falsificados que han causado muertes o enfermedades.

Alrededor de 1 millón de personas, en su mayoría de poblaciones musulmanas, están encerradas en campos de detención en Xinjiang. Se ha acusado a las autoridades chinas de practicar la esterilización forzada y destruir mezquitas.

Las autoridades chinas rechazan las denuncias y dicen que los campos son de capacitación laboral para fomentar el desarrollo económico y combatir el extremismo. Han presionado a las marcas extranjeras para que rechacen las denuncias de trabajos forzados y echen una mirada más cuidadosa a Xinjiang.

Nike, Zara y H&M no respondieron de inmediato a los pedidos de declaraciones.

FUENTE: Associated Press