México Internacionales -  17 de junio 2021 - 14:47hs

Ciudad de México no reabrirá por ahora la línea accidentada del metro

Los ingenieros presentaron este jueves el primero de sus tres informes sobre el estado de la línea 12 del Metro de Ciudad de México.

El Gobierno de la Ciudad de México acató este jueves las recomendaciones del Colegio de Ingenieros y no reabrirá ningún tramo de la línea 12 del Metro hasta que se finalicen los estudios del estado general de la línea tras el accidente que dejó 26 muertos.

https://twitter.com/GobCDMX/status/1405573670974726155

"Tenemos que esperar el informe de los ingenieros civiles en cuanto a las condiciones de la parte elevada y acabar de conocer estos resultados", explicó el secretario de Obras y Servicios de la capital, Jesús Antonio Esteva, tras recibir el primero de los tres informes del Colegio de Ingenieros Civiles de México.

Después del derrumbe de una parte del tramo elevado de la línea 12, se había manejado la posibilidad de restablecer el servicio del túnel subterráneo que no se vio afectado por el accidente.

Pero el funcionario explicó que el Colegio "no recomienda abrir hasta que no se lleven a cabo los estudios" pendientes, lo cual "limita la apertura del túnel".

Los ingenieros presentaron este jueves el primero de sus tres informes sobre el estado de la línea 12 del metro de Ciudad de México, mientras los otros dos se publicarán el 10 de septiembre y el 10 de noviembre.

Tras una inspección visual, los especialistas detectaron deficiencias como malas soldaduras o fisuras que deben ser analizadas en un 32 % de la parte elevada de la línea, mientras que en la parte subterránea hallaron filtraciones de agua.

El informe concluyó que el túnel podría reabrirse en un "corto plazo" porque no presenta fallas graves, pero recomendó no hacerlo hasta que se presenten los dos informes que faltan sobre el tramo elevado.

https://twitter.com/CICMoficial/status/1405578267298516994

Esteva destacó del informe que las deficiencias encontradas son de grado B y que "no hay ninguna de grado A", que supondría "un riesgo de colapso" inmediato.

La tragedia ocurrió el pasado 3 de mayo por la noche cuando se derrumbó un puente elevado de la línea 12 en la alcaldía Tláhuac, en el sureste de la capital, provocando la caída de un tren con pasajeros que quedó encallado en forma de "V".

El consecuente cierre de la línea ha afectado a los cerca de 220.000 ciudadanos que cada día la usaban para desplazarse desde los humildes barrios del sur a otras partes de la ciudad.

El secretario dijo que "urge restablecer el servicio para la gente" y por ello la alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum, anunció en la víspera la creación de un comité técnico que dentro de un mes presentará un plan de rehabilitación de la línea.

Además del estudio de los ingenieros sobre el estado general de la línea, la empresa noruega DNV realiza un peritaje independiente sobre las causas del derrumbe.

Precisamente, este miércoles presentó el primero de los tres informes en el que apuntó a "fallas estructurales" relacionadas con la construcción de la línea y no con su mantenimiento.

FUENTE: EFE

En esta nota: