Londres Internacionales -  6 de diciembre 2021 - 16:15hs

Condenan a dos policías londinenses por mostrar fotos de asesinadas en WhatsApp

Dos policías londinenses fueron condenados el lunes a dos años y nueve meses de cárcel por haber tomado y compartido en WhatsApp fotos de dos hermanas asesinadas.

Dos policías londinenses fueron condenados el lunes a dos años y nueve meses de cárcel por haber tomado y compartido en WhatsApp fotos de dos hermanas asesinadas.

Deniz Jaffer y Jamie Lewis eran los policías encargados de vigilar la zona donde se encontraron los cuerpos de Bibaa Henry, 46 años, y Nicole Smallman, 27 años, apuñaladas en junio de 2020 en el parque de Wembley (al noroeste de Londres).

Pero los dos policías, de 47 y 33 años, respectivamente, atravesaron el cordón de seguridad para fotografiar los cuerpos. Jaffer les sacó cuatro fotos y Lewis dos, que después difundieron por WhatsApp, llegando a enviarle a una compañera un fotomontaje de los cuerpos con la cara de uno de ellos.

La madre de las dos asesinadas calificó a los policías (apartados de sus funciones desde el 22 de junio de 2020) de "despreciables". "Estos agentes agravan la pena de nuestra familia", dijo.

Durante el anuncio de la pena el lunes en Londres, el juez Mark Lucraft denunció su comportamiento "espantoso e inexplicable".

La familia de las víctimas subrayó la "vergüenza" de ese comportamiento, y la policía se mostró "horrorizada por su actitud vergonzosa".

Pero la actitud de estos dos agentes no es la única falta grave que cometió la policía durante la investigación del caso.

A mediados de octubre, la Oficina Independiente británica de Conducta Policial (IOPC, según sus siglas en inglés) reveló los errores cometidos y calificó de "inaceptable" la actitud de la policía metropolitana de Londres (también conocida como Scotland Yard) ante la desaparición de las dos hermanas.

Los allegados de las víctima habían señalado la desaparición de las dos hermanas después de la celebración del cumpleaños de la mayor el 5 de junio en el parque de Wembley. Pero los errores de la policía en el tratamiento de la información llevaron al cierre de la investigación. Finalmente, fueron sus familiares quienes descubrieron los cuerpos el 7 de junio.

Danyal Hussein, un hombre de 19 años, fue condenado a cadena perpetua, con una pena de internamiento de al menos 35 años, por el "brutal asesinato" de las dos hermanas.

El tribunal penal superior consideró que Hussein se había lanzado a una "campaña de venganza" contra mujeres escogidas al azar.

La policía descubrió en su habitación un manuscrito firmado con sangre donde prometía a una entidad satánica que mataría a seis mujeres cada seis meses, a cambio de riquezas.

FUENTE: AFP

En esta nota: