Ucrania Internacionales -  8 de mayo 2022 - 09:22hs

Evacúan a los últimos niños y mujeres de acería ucraniana

El ejército de Ucrania dijo que las fuerzas rusas en retirada destruyeron tres puentes en una carretera al noreste de la ciudad.

Las fuerzas rusas siguieron atacando el sur de Ucrania, bombardeando con misiles crucero el importante puerto de Odesa, en el Mar Negro, y la planta siderúrgica de Mariúpol, donde los combatientes ucranianos permanecieron atrapados bajo tierra después de que los últimos civiles fueran puestos a salvo.

Moscú trataba intensamente de completar la conquista de la sitiada acería de Mariúpol, con la intención de completar a tiempo la conquista del puerto ante los festejos de Moscú por el Día de la Victoria, el lunes, pero se topaba con una rígida resistencia en otros lugares.

En un indicio de una inesperada defensiva eficaz que les ha permitido mantenerse en lucha por undécima semana, las fuerzas armadas de Ucrania destruyeron posiciones rusas en una isla del mar Negro capturada en los primeros días de la guerra y que se ha convertido en símbolo de la resistencia.

Analistas militares occidentales afirmaron que la contraofensiva ucraniana avanzaba en torno a la segunda ciudad más grande del país, Járkiv, aun cuando esta continuaba siendo un objetivo crucial del fuego de artillería de las fuerzas rusas.

El ejército de Ucrania dijo que las fuerzas rusas en retirada destruyeron tres puentes en una carretera al noreste de la ciudad para tratar de frenar el avance ucraniano.

El mayor conflicto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial ha devenido en una terrible guerra de desgaste, en la que miles de personas han perecido y millones se han visto obligadas a huir de sus casas, así como en una amplia devastación en algunas ciudades.

Las autoridades ucranianas han advertido que los ataques se agravarán a medida que se acerque la efeméride del lunes en la que Rusia festeja la derrota de la Alemania nazi hace 77 años y el presidente Volodymyr Zelenskyy exhortó a los ucranianos a estar atentos a las alarmas de ataque aéreo. Se cree que el presidente ruso, Vladimir Putin, quiere proclamar algún tipo de triunfo en Ucrania cuando hable a las tropas en la Plaza Roja el lunes.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, dijo el sábado que Zelenskyy y su pueblo “encarnan el espíritu de aquellos que prevalecieron durante la Segunda Guerra Mundial”.

Blinken acusó al presidente Putin de intentar “desvirtuar la historia en un intento para justificar su guerra no provocada y brutal contra Urania”.

“Conforme la guerra arrasa otra vez en Europa, debemos incrementar nuestra determinación para resistir a aquellos que ahora buscan manipular la memoria histórica para el avance de sus propias ambiciones”, afirmó Blinken en un comunicado mientras Estados Unidos y Gran Bretaña conmemoraban la victoria aliada en Europa.

La lucha más intensa en los últimos días tuvo lugar en el este de Ucrania, donde ambos bandos están trenzados en una batalla intensa para capturar o recuperar territorios. La ofensiva de Moscú en la zona se ha centrado en la región industrial del Donbás, donde separatistas apoyados por Rusia están en lucha desde 2014.

El gobernador de la región de Lugansk, una de las dos que conforman Donbás, dijo que una escuela fue destruida por un ataque ruso en el pueblo de Bilogorivka, donde 90 personas buscaron refugio en el sótano. El gobernador Serhiy Haidai, que a través de la app Telegram difundió fotografías de ruinas en llamas, dijo que 30 personas fueron rescatadas. Los servicios de emergencia informaron después de que dos cadáveres fueron encontrados y podría haber más entre los escombros. Las labores de rescate se suspendieron durante la noche y se reanudarían el domingo.

Haidai agregó que dos chicos de 11 y 14 años murieron a causa del fuego de la artillería rusa en la localidad de Pryvillia, donde también quedaron heridas dos niñas de 8 y 12 años, y una mujer de 69.

Moscú también ha intentado arrasar el sur de Ucrania, tanto para aislar al país del mar y conectar su territorio con la escindida región de Transnistria en Moldavia, desde hace mucho tiempo hogar de las tropas rusas, pero ha batallado para alcanzar dichos objetivos.

El sábado, seis misiles cruceros rusos lanzados desde aeronaves cayeron en la región de Odesa, en donde las autoridades implementaron un toque de queda hasta la mañana del martes. En videos publicados en redes sociales, se ve una gruesa cortina de humo negro cubriendo Odesa mientras en el fondo sonaban sirenas.

El ayuntamiento de Odesa dijo que cuatro de los misiles cayeron en una compañía de muebles y que las ondas de choque, así como escombros convertidos en esquirlas, causaron fuertes daños a edificios de apartamentos de gran altura. Los otros dos misiles dieron en el aeropuerto de Odesa, donde la pista fue dañada en un taque ruso previo.

Las sirenas de ataque aéreo sonaron varias veces a primeras horas del domingo, dijo el ayuntamiento.

Fotos satelitales analizadas por The Associated Press muestran a Ucrania atacando la isla de las Serpientes controlada por Rusia en un intento por impedir los esfuerzos rusos para controlar el Mar Negro. En imágenes satelitales tomadas la mañana del sábado por Planet Labs PBC se ve que la mayoría de los edificios de la isla habían sido destruidos por ataques de drones ucranianos, así como lo que parece ser una lancha de desembarco clase Serna en la playa norte de la isla.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: