Barcelona Internacionales -  28 de julio 2022 - 10:50hs

Líder del partido de Puigdemont suspendida como presidenta del Parlamento catalán

Su continuidad al frente del Parlamento había quedado prácticamente sentenciada desde que Izquierda Republicana señalizara que no votaría para salvarla.

La líder del partido independentista de Carles Puigdemont, Laura Borràs, fue suspendida este jueves como presidenta del Parlamento de Cataluña tras confirmarse que será juzgada por prevaricación y falsedad documental mientras dirigía una institución pública, aumentando la tensión en la coalición de gobierno de esta región del noreste de España.

Los miembros de la mesa rectora del Parlamento, menos la del partido de Borràs, votaron este jueves a favor de suspender temporalmente como diputada - y por lo tanto como presidenta - a esta independentista de línea dura, haciendo cumplir el reglamento que estipula que los legisladores acusados de delitos relacionados con la corrupción deben ser apartados hasta ser juzgados.

Tras rechazar todos sus recursos, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decretó el martes la apertura de un juicio oral contra Borràs por los presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental.

Independentista radical, y contraria al diálogo iniciado con Madrid, Borràs está acusada de haber usado su posición como directora de la Institución de las Letras Catalanas (un organismo dependiente del departamento regional de Cultura, que dirigió entre 2013 y 2018) para adjudicar alrededor de 300.000 euros (unos 304.00 dólares) en contratos a un conocido por trabajos informáticos.

La Fiscalía pide para ella seis años de prisión y 21 de inhabilitación.

Muy popular entre las facciones que no renuncian a su aspiración de declarar la independencia de forma unilateral, en su primera comparecencia tras conocer su suspensión Borràs volvió a reiterar que es inocente y víctima de un acoso judicial por su significación separatista.

"Hoy ningún demócrata, ni tampoco ningún independentista, puede sentirse satisfecho", lamentó desde el Parlamento, y calificó a los cinco diputados que tomaron la decisión de "jueces hipócritas" por aplicar, según ella, un reglamento injusto para deshacerse de una rival política.

Elegida en junio presidenta del partido Junts per Catalunya - en sustitución del expresidente catalán huido a Bélgica Carles Puigdemmont -, solo su formación le ha mostrado su apoyo explícito.

Su continuidad al frente del Parlamento, que presidía desde marzo de 2021, había quedado prácticamente sentenciada desde que Izquierda Republicana - que gobierna en coalición con la formación que preside Borràs - señalizara que no votaría para salvarla.

El partido del presidente catalán Pere Aragonès, de un perfil más moderado e impulsor del diálogo emprendido con el gobierno central, considera que la causa de Borràs no tiene relación con los procesos judiciales derivados del fallido intento de secesión de 2017.

"Mi suspensión solo beneficia a quienes apostaron por la guerra sucia, pero también hace cómplices a quienes la han ejecutado", lanzó Borràs en su despedida.

Las relaciones entre ambas formaciones son cada vez más tensas y ninguno de los representantes de Junts en el ejecutivo regional asistió a la tercera reunión de la mesa de diálogo entre el gobierno central y el gobierno catalán celebrada este miércoles en Madrid.

FUENTE: AFP