Israel Internacionales -  15 de mayo 2022 - 08:24hs

Pistolero palestino muere tras choques con tropas israelíes

Los palestinos, incluidos otros periodistas que estaban con ellos, dicen que murió por fuego israelí.

Un pistolero palestino hermano de un destacado miliciano palestino murió el domingo tras haber sufrido heridas graves en enfrentamientos con fuerzas israelíes, según el hospital israelí donde estaba ingresado.

Daoud Zubeidi resultó herido el viernes en enfrentamientos con el ejército israelí en la localidad cisjordana de Yenín. Zubeidi era hermano de Zakaria Zubeidi, un miliciano palestino encarcelado que se convirtió brevemente en uno de los fugitivos más buscados de Israel tras escapar el año pasado por un túnel de una prisión de alta seguridad. Finalmente fue atrapado y devuelto a prisión.

La policía dijo que un miembro de las fuerzas especiales israelíes, de 47 años, murió en esos enfrentamientos.

Daoud Zubeidi fue trasladado al hospital Rambam de Israel, donde fue sedado y conectado a un respirador. Su muerte se certificó allí el domingo.

Israel ha realizado redadas en Yenín y otras partes de Cisjordania en las últimas semanas tras una serie de ataques palestinos contra israelíes que han matado casi a 20 personas. Más de 30 palestinos han muerto, la mayoría implicados en ataques o enfrentamientos con el ejército. Entre los muertos había también una mujer desarmada y dos aparentes transeúntes, y grupos de derechos dicen que a menudo Israel emplea una fuerza excesiva.

Fue en las redadas en Yenín del miércoles donde murió la conocida reportera de Al Jazeera Shireen Abu Akleh tras recibir un disparo en la cabeza.

Los palestinos, incluidos otros periodistas que estaban con ellos, dicen que murió por fuego israelí. El ejército israelí dice que hubo un intercambio de fuego con milicianos palestinos en ese momento y no está claro quién disparó la bala.

Abu Akleh fue enterrada el viernes en Jerusalén en un funeral masivo en el que la policía israelí empujó y golpeó a dolientes y a los que cargaban el féretro. La policía israelí dijo que investigaría el incidente.

La muerte de Abu Akleh y las impactantes imágenes de su funeral provocaron condenas internacionales y peticiones de que se investigara cómo murió la periodista.

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, que dijo que había unas “posibilidades considerables” de que Abu Akleh muriera por fuego de agresores palestinos, expresó su apoyo el domingo a los soldados que operaban en Yenín.

“El estado de Israel no pone ningún límite a la lucha contra el terrorismo”, dijo en una reunión de su gobierno. “Continuaremos todas las acciones necesarias para dar seguridad a los ciudadanos israelíes”.

FUENTE: Associated Press