Arabia Saudita Internacionales -  17 de octubre 2021 - 10:03hs

Se levanta el distanciamiento fisico para fieles vacunados en La Meca

La Gran Mezquita de La Meca, principal lugar sagrado del islam, albergaba a millones de musulmanes antes de que la enfermedad se propagara a finales de 2019.

Los fieles vacunados pudieron rezar juntos este domingo en la Gran Mezquita de La Meca por primera vez desde el comienzo de la pandemia de covid-19, después de que las autoridades saudíes levantaran las medidas de distancia social.

Esta mezquita de La Meca (oeste), principal lugar sagrado del islam, albergaba a millones de musulmanes antes de que la enfermedad se propagara a finales de 2019.

Pero la epidemia obligó a imponer restricciones de acceso que se fueron flexibilizando paulatinamente durante los últimos meses, especialmente para los peregrinos vacunados.

A partir de ahora "la Gran Mezquita puede usarse a su máxima capacidad, con la obligación de que los empleados y visitantes lleven puesta una mascarilla en todo momento", anunció el ministerio del Interior en un comunicado publicado por la agencia de prensa oficial SPA.

La decisión se aplica desde el domingo para las personas completamente vacunadas contra el coronavirus, dijo.

Los lugares públicos, como el transporte, los restaurantes o los cines, también podrán funcionar a plena capacidad en todo el país y ya no es obligatorio llevar puesta la mascarilla al aire libre, según el comunicado.

Se han retirado las señales en el suelo que marcaban la distancia a respetar en el interior y los alrededores de la Gran Mezquita, construida alrededor de la Kaaba.

Esta estructura cúbica negra hacia la que se giran los musulmanes de todo el mundo para rezar durante el hach, la gran peregrinación anual, sigue inaccesible.

En Twitter, SPA difundió imágenes de fieles rezando los unos junto a los otros.

En tiempos normales, el hach y la umrah (pequeña peregrinación) mueven unos 12.000 millones de dólares (10.200 millones de euros) por año en Arabia Saudí, que intenta diversificar su economía, muy dependiente del petróleo.

Arabia Saudí ha registrado oficialmente casi 548.000 casos de infección, de los cuales 8.760 mortales.

FUENTE: AFP

En esta nota: