Denise Lara

En los últimos dos días, cerca de diez conductores que utilizan el Corredor Norte para salir hacia Villa Lucre, han terminado heridos o con los vidrios de sus vehículos rotos.

Resulta que en un intento porque éstos se detengan para asaltarlos, un grupo de delincuentes se ha dado a la tarea de lanzar piedras a los autos en marcha, ocasionando los daños por los que nadie se hace responsable.

Publicidad

Los usuarios de esta vía hacen un llamado a las autoridades y administradores de este corredor para que redoblen la vigilancia y pongan luminarias en este sector.

Publicidad