Manuel Antonio Noriega era uno de los colaboradores más cercanos del difunto general Omar Torrijos Herrera.