Viola Guevara

Una baja de la luz no se está contemplando para el futuro por lo que se recomienda a los panameños ahorrar energía, así lo manifestó la directora de la Autoridad de Servicios Públicos, Zelmar Rodríguez tras el incremento de la energía eléctrica, que empezó a regir el 1 de enero, de 1.25% para clientes residenciales y un 10% a los grandes clientes.

Rodríguez detalló (ver foto) que por ejemplo un cliente que consume 100 kilowatts hora, lo que pagaba en el segundo semestre del 2012 era B/ 11.89 y ahora pagará B/12.82.

Publicidad

El aumento dependerá de la cantidad de consumo y podría ser de B/2.00, B/3.00 hasta B/6.00.

Explicó sobre la diferencia de un cliente residencial, los de baja tensión, y comercios pequeños y los grandes clientes se refiere a industrias y compañías grandes. El aumento de tarifa está establecido en la Resolución de Gabinete 64.

Rodríguez señaló que uno de los elementos que impactan en el aumento de la energía eléctrica es que no se está permitiendo la creación de hidroeléctricas, las cuales ayudan a disminuir los costos de energía, debido a que brinda potencia firme al sistema. Destacó que la energía a través de las hidroeléctricas tienen mayor estabilidad que la térmica, que depende del combustible o la eólica que depende del viento.

Destacó que el 98% de los clientes son residenciales, los cuales actualmente están subsidiados, sin embargo esto disminuirá para los que consumen más de 450 kilowatts. Actualmente unos 753,463 clientes en todo el país consumen de 0 a 45 kilowatts.

El último semestre, el Gobierno desmbolsó en subsidio de energía eléctrica 43 millones de dólares.

Rodríguez reiteró que es necesario ahorrar, sobre en todo en casa, donde a veces se abre y cierra la refrigeradora innecesariamente, se dejan planchas y cargadores de celulares conectados y esto consume energía.

Publicidad