Kathyria Caicedo

Residentes de Los Flamingos, en La Chorrera, están solicitando que alguien intervenga para tener una solución habitacional segura, luego de la inundación que ocurrió en noviembre.

Los afectados tienen casi tres meses de estar viviendo como invasores y otros alquilados al no tener una vivienda, no obstante continúan pagando hipotecas.

Publicidad

Vanesa Quintero, una de las afectadas, explica que la promotora Progar, S.A. (Proyectos garantizados) no ha querido darles la cara, incluso le están pidiendo que dejen las casas que invadieron.

Publicidad