TAIPEI Nacionales -  15 de noviembre 2013 - 08:36hs

Panamá busca en Asia reforzar su papel como puerta a A.Latina, dice ministro Quijano

Panamá, sin temores a las posibles competencias con otros países, busca reforzar su privilegiada posición como centro logístico hacia Latinoamérica, atrayendo más comercio e inversiones en Asia, señaló el ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Ricardo Quijano, en una entrevista con Efe.

En Taipei, Quijano ha ofrecido a Taiwán ese centro logístico como "importante ventana de su alta tecnología hacia los países latinoamericanos" y considera que su mensaje "ha calado" en los dirigentes isleños.

El ministro de Comercio e Industria de Panamá finaliza hoy una visita oficial en Taiwán, en la que se ha entrevistado con su homólogo taiwanés, Francis Kuo-hsing Liang, y otros altos funcionarios de varios ministerios.

Durante su estancia, Quijano ha transmitido a Taiwán el mensaje de la importancia del istmo en la logística global gracias a la inversión en la infraestructura de sus puertos y en la red de comunicación terrestre y aérea, junto con la ampliación del Canal de Panamá, "lista para el 2015".

Panamá registra un fuerte flujo de inversiones extranjeras, allí se han instalado centros regionales de 97 empresas multinacionales, seguirá impulsando la construcción de infraestructuras y planea integrarse en la Alianza del Pacífico, manifestó a Efe el ministro.

Entre las empresas que están entrado en Panamá se encuentran la holandesa Philips, que trasladará unos 400 empleados, y la española Pullmantur, que radicará en Panamá unas 3.000 personas, dos barcos y otros equipos, apuntó Quijano.

Panamá está negociando con Estados Unidos la concesión de la facilidad de ingreso "Global Entry" para sus empresarios y ha realizado muchos avances en la mejora de la infraestructura, incluidas fuertes inversiones el aeropuerto de Tocumen, que ya cuenta con un "hub" de COPA y espera numerosas aerolíneas internacionales.

El país del itsmo también espera integrarse pronto en la Alianza del Pacífico, integrada por México, Colombia, Perú y Chile. Para completar acuerdos de libre comercio con todos esos países, sólo falta la firma de uno con México, que se espera para dentro de tres o cuatro meses.

"Esto reforzará el atractivo panameño como "hub" ya que los integrantes de la alianza ocupan el 35 por ciento del PIB de Latinoamérica", sostiene Quijano.

Panamá "no tiene miedo" de otros proyectos alternativos al Canal, indica Quijano, quien añade que "estamos acostumbrados a competir, no miramos lo que hacen los demás sino lo que hacemos nosotros, y ofrecemos un canal eficiente y seguro".

La crisis económica mundial "no ha afectado mucho a Panamá", porque en su entorno inmediato de Latinoamérica hay crecimiento económico del 3,8 al 4,0 por ciento y Panamá ha registrado tasas del 10,2 en 2012 y está en un 9 por ciento en la actualidad, apuntó el ministro.

"La baja actual se debe a que el Estado deja de invertir en proyectos que se completan", explica Quijano.

En su intento de eficiencia como centro regional, Panamá busca solucionar sus diferencias comerciales con Colombia, que ha impuesto unas tasas "injustas" a los productos panameños, sobre todo el calzado y la ropa, dice Quijano.

Panamá ha llevado a la Organización Mundial del Comercio (OMC) sus quejas ante las nuevas tasas comerciales de Colombia, impuestas en febrero de 2013, y su presidente, Ricardo Martinelli, se entrevistó con el de Colombia, Juan Manuel Santos, para buscar una solución, que aún no se ha materializado.

"Estas tasas son injustas, discriminatorias, contrarias a las normas de la OMC y un ataque directo contra el comercio panameño", afirmó Quijano.

Con respecto a los problemas de los empresarios de la Zona Libre de Colón para cobrar deudas de Venezuela, el ministro aclaró que el tema ya está en vías de solución, con el pago ya realizado de 130 millones de dólares y la promesa de facilitar dólares para la entrega de lo restante, unos 500 a 600 millones de dólares.

Panamá también logró "que el gobierno venezolano facilite el acceso a dólares para las compras navideñas", lo que dinamizará las ventas desde la Zona Libre, agregó Quijano.

El ministro panameño aclara, no obstante, que lo negociado con el gobierno venezolano se refiere a la "factura verdadera de las deudas" no a facturaciones que se comprobaron "no ajustadas ni adecuadas".