Tras varias horas de expectativa, luego de que el presidente de la República, Ricardo Martinelli, anunciara una "Bomba atómica" y posteriormente lo reafirmara en su cuenta de Twitter, la esperada revelación resultó ser una conferencia de prensa protagonizada por el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, y el secretario de Comunicación del Estado, Luis Eduardo Camacho, presentando un documento solicitado a Italia para desmentir los rumores de un supuesto encuentro entre el mandatario panameño y el empresario italiano Válter Lavítola.