El presidente de la República, Ricardo Martinelli, anunció este jueves que viajará a España e Italia para que la empresa española Sayr y la italiana Impregilo asuman la "responsabilidad moral" por la polémica causada desde el pasado miércoles, en la que medios internacionales publicaron una nota que hacía referencia a la supuesta renuncia de las mismas a la construcción de la ampliación del Canal de Panamá debido a sobrecostos.