PANAMÁ Nacionales -  9 de abril 2014 - 22:54hs

Familiares de holandesas desaparecidas están en Panamá, a espera de hallarlas

Familiares de las holandesas desaparecidas desde la semana pasada en una zona turística al oeste de Panamá se encuentran en el país centroamericano con la esperanza de encontrar a las jóvenes Lisanne Froon y Kris Kremers, de 22 y 21 años, respectivamente.

El único de los familiares que ha realizado declaraciones a la prensa ha sido el padre de Kris, Hans Kremers, quien dijo a Efe por medio de una intérprete: "estamos aquí para buscarlas y estamos esperando todavía hasta que se encuentren las chicas".

Kremers explicó que su hija, que llegó a Panamá el 29 de marzo pasado, había viajado a Perú "y le gustó mucho y por eso vino a Panamá". Confirmó que las jóvenes habían estado ahorrando en Holanda para poder venir a Panamá, donde tenían previsto trabajar en un centro educativo para niños.

Por su parte, el director general del Sistema Nacional de Protección Civil, Arturo Alvarado, indicó que tienen "pruebas de que entraron al sendero El Pianista, tenemos testigos, horas... y que no retornaron", pero no ofreció más detalles sobre esa pista.

Explicó que en la búsqueda están utilizando tres helicópteros y que este miércoles usaron también perros de búsqueda, por lo que se cerraron los senderos de la zona para dejar trabajar "libremente" a los canes.

"La búsqueda es descartar todas las posibilidades hasta llegar al límite que no haya más posibilidades, y entonces se suspende... no hemos suspendido, hemos duplicado los esfuerzos... la esperanza es lo último que se pierde", añadió Alvarado.

El jefe de los rescatistas indicó que ya se han descartado 30 senderos en la provincia de Chiriquí.

La búsqueda se realiza en las turísticas provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, fronterizas con Costa Rica, incluyendo el Parque Nacional Volcán Barú, de 14.322,5 hectáreas, donde los socorristas especializados han bajado por acantilados de al menos 450 pies (137,25 metros) y entrado en el Sendero Ecológico de Los Quetzales, de acuerdo a la información oficial.

Las jóvenes fueron reportadas como desaparecidas el 2 de abril por un guía turístico que había concertado con ellas un recorrido por la zona.

Entre los familiares de las holandesas que han llegado a Panamá se encuentran también la madre de Kris y el padre y un tío de Lisanne.