Panamá Nacionales -  22 de febrero 2015 - 17:20hs

Cánticos, peticiones y agradecimiento en procesión de Atalaya

Sanaciones de salud de enfermedades con alto porcentaje de mortalidad, trabajos, unión familiar eran algunos de los testimonios que se hacían eco en Atalaya, la pequeña ciudad de apenas cinco distritos en la provincia de Veraguas pero que recibe a más de 300 mil feligreses en una de las actividades más importantes de la región, la celebración del Cristo de Atalaya.

Culminada la misa en honor a este Santo, la cual tuvo lugar en la basílica menor San Miguel Arcángel, se dio inicio a una gran procesión, pasadas las 12 mediodía. El candente sol acompañó a los cientos devotos quienes debajo de un paragua, un pedazo de cartón o papel periódico protegerse del astro sol, cantaban y alaban al Cristo.

Vestido de morado, con un atuendo que como todos los años es donado por feligreses, el Cristo se paseó por las principales calles de este pueblo.

Conocido como un Santo milagroso, se desconoce desde cuando este Cristo es venerado, sin embargo en el año 1960 el Papa Pablo VI elevó la capilla que era de madera, donde era venerado el Santo, a basílica menor, precisamente por auge de esta actividad.

FUENTE: Viola Guevara Gallimore

En esta nota: