Catherine Perea

Alfredo Martiz cumple 180 días al frente de la Caja de Seguro Social (CSS) y dice que “todo ha sido difícil” y se describe a sí mismo como un pitcher de relevo que entra a un partido no con carreras de ventajas, sino con carreras de desventaja.

“No he encontrado nada fácil, pero tengo la mejor voluntad y me mantengo con el espíritu de salvar la Caja de Seguro Social...estoy aquí para sacar la Caja de esta crisis, una crisis sin precedentes”, expresó Martiz tras rendir cuentas por sus primeros meses de gestión.

Publicidad

Sobre el cuarto de urgencias, el director de la CSS dice que sigue en urgencias, y se ha convertido en una sala de hospitalización. Detalló que actualmente hay 120 personas hospitalizadas en los pasillos.

En ese sentido, aseguró que están evaluando la posibilidad de utilizar servicios externos, pero deben tener claros los costos y el tipo de negociación a realizar con los hospitales privados.

Martiz aseguró que en la institución de salud ha cambiado el modelo de gestión, fiscalización y procesos, “son los elementos que puntualicé en un principio, si no mejoro estas tres cosas de nada sirve que esté aquí”.

Durante su rendición de cuentas destacó las licitaciones para compra de medicamentos e insumos de laboratorios para abastecimiento por un periodo de 36 meses, el plan de Optimización Quirúrgica para la reducción de la lista de pacientes en espera de cirugía, y formación y contratación de médicos especialistas y subespecialistas.

Publicidad