Ricardo Richards

El secretario ejecutivo de la Junta de Control de Juegos, Eric Ríos informó este viernes que el cierre del hotel y casino Veneto se dio por falta de dinero para pagar la cuenta de luz, producto de "una serie de factores que pudiéramos llamar trágico, que impidieron que se tuvieran los fondos".

Ríos manifestó que la JCJ intervino el casino, que junto al hotel actualmente se encuentra en una situación de insolvencia, debido al incumplimiento del pago de la tasa de participación en la junta, producto de que desde hace tres años enfrenta problemas económicos evidentes.

Publicidad

Señaló que al momento de entrar al casino se descubrió que solo mantenían en su bóveda la suma de 30 mil dólares, una cantidad muy baja para la operación de un casino, además se determinó que los gastos incluyendo la planilla están por encima de los ingresos de la actividad.

El secretario ejecutivo de la JCJ dijo que el comercio estaba destinado al fracaso debido a que operaba descapitalizada y mientras que estaban al mando de las operaciones se registraron varias fluctuaciones de voltajes y apagones que dañaron los aires acondicionados, los sistemas de máquinas de tiquetes entre otras irregularidades.

Pero el problema se agudizó al llegar el mes de abril de este año y tocó pagar la quincena y el décimo tercer mes "ambos se cancelaron en su totalidad, pero esto conllevó a que no existiera dinero suficiente para el pago de la electricidad y por supuesto la compañía eléctrica procedió al corte, esa es la razón por la cual la compañía cerró".

De acuerdo con Ríos, cuatro meses después que intervinieron el casino la Caja de Seguro Social y la Dirección General de Ingresos también designaron administradores judiciales, debido a que el hotel y el casino estaban incumpliendo con los pagos correspondientes.

Indicó que tras el cierre de ambos comercios un total de 246 personas se quedaron sin empleos y sus prestaciones sin incluir la indemnización asciende a un millón 200 mil dólares, cifra que incluye también a aquellas personas que fueron despedidos y no recibieron el pago de sus prestaciones.

Según el funcionario ya hay varios inversionistas tanto nacionales como internaciones interesados en la adquisición del hotel y casino, y dispuestos a hacerle frente tanto a los compromisos con el Estado como con los trabajadores.

Dijo que en este momento la hipoteca del Veneto se encuentra en manos de unos inversionistas que están tramitando un juicio ejecutivo hipotecario en los tribunales, y que los inversionistas están a la espera que el proceso se concrete para poder obtener el título de propiedad y proceder a reactivar la operación.

Por su parte el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral informó que este jueves se firmaron acuerdos con algunos trabajadores, además se firmó un compromiso para que la Junta de Control de Juegos busque un nuevo operador. Además anunció que en 15 días entregarán una auditoría laboral de prestaciones de los trabajadores a quienes solo se les debe la quincena del 30 de abril.

Publicidad