Delfia Cortez

Al menos 23 viviendas han sido afectadas por la crecida de una quebrada tras el torrencial aguacero en Portobelo, provincia de Colón.