Teiga Castrellón

El arzobispo de Panamá José Domingo Ulloa aclaró a los medios cuál es la situación del párroco David Cosca, tras vérsele vinculado en la investigación por el homicidio de Eduardo Calderón en un hotel, ocurrido el pasado 7 de julio del 2018.

“Nosotros como iglesia hemos querido ser responsables, sabemos que él no está involucrado, pero hay elementos que ponen algún interrogante y hemos querido mejor que él no esté con la presión de la responsabilidad de una parroquia, lo hemos sacado, suspendido en ese sentido esperando que ya este juicio pueda concluir y después volver a tomar las decisiones de que él sigue”, indicó Ulloa.

Publicidad

Sobre el estatus que mantiene dentro de la iglesia Ulloa fue claro y destacó que el padre Cosca sigue siendo sacerdote.

“Sí tenemos que aclarar el padre David sigue siendo sacerdote, sino que se le ha suspendido es el cargo de párroco y celebrar públicamente. Él puede celebrar la Eucaristía también”.

Respecto a este caso de homicidio se espera que el 6 de agosto en la sala 2 del Sistema Penal Acusatorio (SPA), ubicado en Plaza Ágora, se dé inicio al juicio oral, donde el único acusado por el momento es Hidadi Santos Saavedra.

Publicidad