Linda Batista

El expresidente de la República de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014) fue declarado por unanimidad, como no culpable por el caso pinchazos. Así lo decretó el Tribunal de Juicio Oral, conformado por los jueces Roberto Tejeira, Arleen Caballero y Raúl Vergara, en su veredicto final del caso luego de cuatro meses y 22 días de juicio, decenas de pruebas testimoniales, documentales y periciales evacuadas.

También se le levantaron todas las medidas cautelares, luego que el Tribunal de Juicio considerara que la fiscalía no logró acreditar su teoría por " la gran cantidad de inconsistencias y no acatamiento de la normativa que regula la actividad probatoria". Además, indicaron que las pruebas deben ser obtenidas de forma lícita.

Publicidad

Según el Tribunal de juicio, se permitió de muchas formas la contaminación por parte del Ministerio Público, como la falta de pericias pertinentes.

Además, El Tribunal, en audiencia manifestó que le esta vedado fundamentar un veredicto de culpabilidad ante "la evidente violación del debido proceso y el derecho de defensa desde el primer acto de investigación".

La exprimera dama Marta Linares de Martinelli, dijo que: "el daño que nos hicieron jamás lo van a poder reponer". Martinelli por su parte declaró que, "Juan Carlos Varela y Rolando López han amañado la justicia en Panamá, es una injusticia lo que hizo Juan Carlos Varela".

A la salida de la sede del Sistema Penal Acusatorio (SPA), periodistas y abogados resultaron heridos con vidrios luego que presuntamente se quebrara una de las puertas del lugar.

De acuerdo con, Carlos Herrera Morán, abogado de los querellantes, la lectura de la sentencia se realizará a las 9:00 a.m. del próximo 26 de agosto de 2019. Tras esto cualquiera de las partes podrá presentar recurso anulación o casación.

"Es un fallo histórico que va a servir para estudiar derecho y también para que lo estudien losmagistrados, se demostró lo que habíamos dicho, que era un casoarmado, que no tenía sustento, que era un caso que no tenía pruebascontra Ricardo Martinelli", acotó Carlos Carrillo, defensa de Martinelli.

Al expresidente se le acusó de haber interceptado las comunicaciones, sin autorización judicial, de 150 personas, entre abogados, opositores y periodistas, durante su administración, así como de los delitos de peculado por sustracción y peculado de uso. Por este caso la Fiscalía pidió un total de 21 años de prisión para el exmandatario.

La defensa por su parte, denunció durante los meses de juicio, las “irregularidades y faltas institucionales” que presuntamente se cometieron durante el proceso, y aseguraron que su cliente es inocente.

Este caso se abrió en el 2015 en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dado que Martinelli era diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y tenía fuero, sin embargo terminó recayendo en la justicia ordinaria en diciembre de 2018 después de que el expresidente renunciara a su escaño.

El exmandatario de 67 años de edad, salió de Panamá en enero de 2015 cuando se inició el primer proceso, y fue entregado a las autoridades nacionales el 11 de junio de 2018 por Estados Unidos, donde estuvo un año en prisión.

Al llegar a Panamá fue recluido en la cárcel El Renacer, pero al cumplir el tiempo máximo que un ciudadano investigado puede pasar en prisión, le ordenaron el cese de la medida de detención preventiva y en su lugar, le impusieron depósito domiciliario en su residencia.

Por este mismo caso ya fueron condenados a cuatro años de cárcel los exsecretarios del Consejo de Seguridad Nacional Alejandro Garuz y Gustavo Pérez por ser los brazos ejecutores de las escuchas ilegales.

Publicidad