Catherine E. Perea

La lluvia no los detuvo. Los estudiantes y personal administrativo de la Universidad de Panamá (UP) marcharon este martes 22 de octubre hasta la Asamblea Nacional, en rechazo a dos propuestas para modificar artículos de la Constitución Política de la República, que según las autoridades universitarias, afectarían el funcionamiento de las casas de estudios superiores.

Pero la marcha que inició de manera pacífica se tornó tensa, y es que a su llegada a los predios de la Asamblea se les impidió el ingreso al Palacio Legislativo, por lo que los estudiantes se saltaron la cerca y lograron ingresar a la fuerza portando banderas y gritando consignas.

Publicidad

Dentro de las instalaciones, los estudiantes se enfrentaron con el cuerpo de seguridad del recinto Legislativo y unidades del control de multitudes de la Policía Nacional (PN).

Ayer, el Consejo Ampliado de la UP rechazó estas modificaciones y pidió sean retiradas. Se trata de modificaciones a los artículos 99 y 104 sobre educación que fueron aprobados en la discusión del primer bloque del proyecto.

Con las modificaciones, se crea el Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación para el Mejoramiento de la calidad de la Eduación superior como un organismo con autonomía administrativa, académica, personería jurídica y patrimonio propio, y Estado dará asistencia económica a las universidades oficiales y particulares para el cumplimiento de sus fines.

"Si para las cinco públicas no tenemos presupuesto adecuado, ahora imagínese que hay que distribuirlas con las treinta universidades particulares...esto nos parece un atento a la calidad de la educación", manifestó Eduardo Flores, rector de la UP, quien lideró la marcha.

Flores advirtió recientemente que estas propuestas de modificación harían más vulnerables a esa casa de estudio.

Publicidad