Auditoría sobre compra de jamones para Naviferias busca determinar si hubo sobreprecios

Nimay González

El abogado Ernesto Cedeño explicó este miércoles que a través de la solicitud de auditoría sobre la compra de jamones para las Naviferias, que presentó ante la Contraloría General de la República, se busca que se explique porqué se pagó de más o hubo sobreprecios en esta adquisición.

Publicidad

Detalló que con esta auditoría además se podría determinar si la Contraloría avala o no la compra de 500 mil unidades de jamón para este año, esto según lo establecido en una norma jurídica que indica que se puede hacer la contratación siempre que se adecúe a los valores reales del mercado.

“El audito que tu hagas ahora puede servir para avalar o improbar el refrendo de las 500 mil piezas de jamones para el año 2020, es importante darle el espaldarazo a la Contraloría a que juegue su papel… la Contraloría luego de un audito podría decir si se ajustó a los valores reales o no (esa compra)”, manifestó Cedeño.

Agregó que el hecho de que le se haya comprado los jamones a productores nacionales, no quiere decir que no haya un techo en cuanto al quantum económico que el Gobierno puede pagar.

“Desde el punto de vista jurídico, ni la Ley Orgánica de la Contraloría, ni la Ley de Procedimiento Administrativo, da un aval, un eximente, ampara o un blindaje al hecho de que tu apoyes al productor nacional, no hay una norma jurídica que especifique eso, es decir, en las adquisiciones que tu hagas, independientemente de la filosofía de apoyo al productor nacional, jurídicamente hay un techo y es que no puede haber sobreprecio. La Ley Orgánica de la Contraloría y el fallo de la Corte Suprema de Justicia dice que tu puedes hacer las adquisiciones y las ventas como Estado, pero debe ajustarse a los valores reales del mercado”, enfatizó el juristas.

Publicidad