Panamá Nacionales -  29 de abril 2020 - 16:38hs

Jueces de Paz y Juntas Comunales serían afectados por posibles cierres de municipios

Odalis Núñez
Por Odalis Núñez

El representante del corregimiento de San Francisco, Carlos Pérez Herrera se refirió este miércoles a la situación financiera de las municipalidades en el país a raíz del COVID-19. 

Pérez Herrera expresó que el Municipio del distrito de Panamá no escapa del problema de recaudación que tienen tanto el gobierno central como todos los municipios a nivel nacional, sin embargo los Jueces de Paz, Juntas Comunales y trabajadores sociales serían los principales afectados por los posibles cierres de esas instituciones.

 “Si se cierran los municipios, también se cerraría los jueces de paz, quienes están poniendo orden en conjunto con la Policía Nacional a los que violen los decretos ante esta situación del COVID-19", dijo el Concejal de San Francisco en el programa Actualidad RPC Radio.

Pérez Herrera manifestó que el cálculo de los ingresos en el municipio capitalino es alrededor del 12 o 13% de lo que se recaudaba para esta misma fecha en el 2019, y se corre el riesgo que para después del mes de junio no se le de partida de funcionamiento “no tendremos cómo pagarle a los empleados nuestros”.  

El municipio somos todos, dígase la alcaldía, tesorería, obras y construcciones, y las 26 Juntas Comunales que reciben 70 mil dólares mensuales para poder funcionar y pagarle a los colaboradores”, expresó.

 Embed      

El representante espera que mediante una conversación el Gobierno Nacional les brinde el apoyo a los Municipios que no son subsidiados, dígase lo que tienen autonomía e ingresos propios como los ubicados en los distrito de Panamá, San Miguelito, Santiago de Veraguas, David en Chiriquí y en la provincia de Colón. 

La Asociación de Municipios de Panamá (Amupa), está a la espera de acciones inmediatas que ejecute el gobierno central tras la caída de los ingresos municipales, al no cobrar los tributos y el cierre de algunas empresas en los territorios, entre otros factores que les da una lectura clara de que los municipios no tendrán la capacidad logística, ni financiera para hacer frente a los gastos de planilla, y de funcionamiento.