Los servicios de atención reiniciarán una vez se restablezca el suministro de agua potable

Linda Batista

El Centro de Atención para la Promoción y Prevención en Salud (Capps), ubicado en Vacamonte, suspendió servicios desde las 9:00 a.m. de este martes, por no contar con agua potable en la instalación.

De acuerdo con la Caja de Seguro Social (CSS) se debe a daños en la línea de suministro de agua potable que abastece el centro, y la suspensión de servicios se extenderá hasta que Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) informe sobre el restablecimiento del suministro.

Publicidad

"Por la naturaleza de los servicios que ofrece la instalación de salud, las actividades sin el suministro de agua potable, no se pueden desarrollar con normalidad", indicó la entidad en un comunicado.

Se le recomienda a los usuarios que requieran atención médica acudan a las instalaciones de salud más cercas ubicadas en Arraiján o La Chorrera.

Publicidad