El expresidente Ricardo Martinelli

Nimay González

Tras conocerse la decisión del Tribunal Superior de Apelaciones de Panamá que anula la sentencia de “no culpable” a favor Ricardo Martinelli en el caso conocido como pinchazos, el vocero del expresidente, Luis Eduardo Camacho, indicó este martes que el actual vicepresidente de la República, José Gabriel Carrizo, supuestamente influenció en el fallo.

Publicidad

Desde hace mucho tiempo teníamos conocimiento de personas, funcionarios vinculados de alguna manera al despacho de Gaby Carrizo, vicepresidente de la República, que habían estado visitando despachos de instrucción y despachos judiciales para hablar sobre temas referentes a Ricardo Martinelli Berrocal, tampoco es un secreto que el vicepresidente Carrizo desde muy temprano ha estado expresando sus deseos de aspirar a la secretaría general del PRD, ni tampoco es un secreto que él ha expresado su deseo de ser el abanderado presidencial oficialista en las elecciones del 2024, con lo cual nosotros no tenemos ningún problema y es legítimo tener aspiraciones, pero pierde legitimidad cuando se ponen por delante del interés nacional”, indicó Camacho.

Manifestó nuevamente que este es un proceso político y aseguró que están preparados para hacerle frente.

“Nosotros derrotamos ya una vez esa conspiración política y la volveremos a derrotar, lo lamentable es que el país no está para este tipo de sobresaltos… estamos preparados jurídicamente y políticamente para enfrentar nuevamente este proceso político contra Ricardo Martinelli Berrocal. ¿En este juicio qué va a haber de nuevo? Va a haber las mismas evidencias con la que ya los derrotamos y la cual falsamente dijeron dos magistradas que no habían sido valoradas”, expresó.

Agregó en este fallo de nulidad, el magistrado presidente del Tribunal de Juicio dio un salvamento de voto en el que indicó que sus colegas fueron más allá de lo que solicitaban los recursos, además de que una de las dos magistradas que votaron para anular la sentencia “había actuado en este proceso conocido como pinchazos negándole la fianza al expresidente Martienlli, ella tenía que declararse impedida porque el Código Procesal Penal impide a magistrados que han tenido conocimiento de un caso ser parte de posteriores decisiones en ese mismo caso”.

Añadió que la otra magistrada fue asistente del exmagistrado Abel Zamorano que actuó como fiscal en otros proceso contra el exmandatario, por lo que “habría que determinar si ella fue asistente del exmagistrado en los momentos en donde él adelantaba estos casos como fiscal”.

Publicidad