Panamá Nacionales -  21 de julio 2021 - 11:40hs

Proyecto que elimina penas accesorias "va a contar con el respaldo de nosotros", afirma diputada Ábrego

La iniciativa, presentada por Raúl Pineda, busca eliminar las penas accesorias de los delitos comunes.

Linda Batista
Por Linda Batista

La diputada Yanibel Ábrego afirmó que los miembros de la bancada del partido Cambio Democrático respaldarán el anteproyecto de Ley que busca eliminar las penas accesorias.

"La Asamblea tiene que jugar su rol de legislar. Cada diputado tiene su labor constitucional de presentar leyes de la República. Si este proyecto se aprueba en primer debate, y va a segundo debate, va a contar con el respaldo de nosotros, y en tercer debate también, si llegara a pasar", precisó.

https://twitter.com/TReporta/status/1417858860556111878

La iniciativa busca eliminar las penas accesorias en los delitos comunes, exceptuando los delitos contra la administración pública, "con el objetivo de mejorar la legislación penal panameña y darle una segunda oportunidad a los privados de libertad", según precisó el proponente, el diputado perredista Raúl Pineda. Sin embargo, esto ha sido visto como un intento de beneficiar directamente al exmandatario Ricardo Martinelli, y se considera una propuesta basada en aspiraciones políticas.

Según el artículo 68 del Código Penal de Panamá, la pena accesoria es la consecuencia de la pena principal. Esta pena, que es de carácter obligatorio, es definida por el juzgador entre las penas accesorias previstas en el artículo 50 de este Código, según la gravedad o naturaleza del delito.

El artículo 50 del Código establece como penas accesorias las multas, la inhabilitación para ejercer funciones públicas, la inhabilitación para el ejercicio de determinada profesión, oficio, industria o comercio, comiso, prohibición de portar armas, suspensión de la licencia para conducir, y la suspensión de la patria potestad y el ejercicio de la tutela.

Mientras que el artículo 69 del Código Penal, indica que la pena accesoria tendrá una duración no superior a la pena principal y comenzará a cumplirse después de finalizado el cumplimiento de la pena de prisión, salvo la pena de multa, que se cumplirá una vez ejecutoriada la sentencia.

Para Pineda, en Panamá, "los privados de libertad son víctimas del sistema"; considera que "las penas accesorias no les permiten trabajar en lo público, y las empresas privadas condicionan su ingreso al récord policivo".

“Una persona común que cometa un delito y que paga cinco u ocho años, se le imposibilita, una vez salga de la cárcel, a trabajar por el mismo tiempo... no pueden trabajar en la Junta Comunal, Municipio ni Centro de Salud, condenando de por vida a una persona que se equivocó y pagó", concluyó Pineda.

En esta nota: