Mindy Kaling en la gala de los Óscar

SHOWBIZ

Este domingo Mindy Kaling deslumbró a la entrada del teatro Dolby de Los Ángeles gracias a su vestido amarillo de Dolce & Gabbana que dejaba al descubierto sus hombros y que acompañó de un collar de diamantes aún más impresionante que la firma Chopard le había prestado para la ocasión.

La joya, según se ha encargado de explicar la actriz, era una réplica de la que sus compañeras de reparto y ella trataban de robar en la película 'Ocean's 8' y resultaba igual de exclusiva. En realidad, su dueña por una noche ni siquiera estaba al corriente del valor exacto de las piedras preciosas que lleva alrededor del cuello.

Publicidad

"Hay un tipo de seguridad por aquí, en algún lado, solo para asegurarse de que no lo pierdo. No les pregunté cuánto cuesta porque pensé que me daría miedo saberlo", explicó en declaraciones al portal Variety. "Si vas a enviar a un hombre adulto para vigilar un collar, tiene que valer... ¿cuánto? ¿cerca de cien mil dólares?".

Publicidad

Obviamente, la estimación de Mindy no se acercaba ni de lejos al precio real y se quedó muy sorprendida cuando su entrevistador, que salta a la vista que conocía mejor que ella los estándares de calidad de la firma suiza, le informó que en realidad esa pieza superaría con facilidad el millón de dólares.

Publicidad

Publicidad