La empresa de vestuario AR Wear desarrolló una línea completa de ropa interior que promete proteger a las mujeres de violencia sexual.