EE. UU. Tecnología -  28 de junio 2021 - 15:00hs

Juez desestima demandas por prácticas monopolistas contra Facebook

Las demandas contra Facebook habían sido presentadas el ente regulador de la competencia de Estados Unidos (FTC) y los fiscales generales de muchos estados.

Un juez federal de Estados Unidos aceptó el lunes la solicitud de Facebook de desestimar las dos demandas presentadas en 2020 por el ente regulador de la competencia de Estados Unidos (FTC) y los fiscales generales de muchos estados, que acusan a la compañía de prácticas monopolistas.

El juez James Boasberg del Tribunal de Distrito de Washington DC desestimó el caso presentado en diciembre por la Comisión Federal de Comercio y más de 40 estados, una acción que podría haber revertido la adquisición de Instagram y WhatsApp por parte de Facebook.

La demanda "no alegó suficientes hechos para establecer de manera plausible (...) que Facebook tiene el poder de monopolio en el mercado de los servicios de redes sociales personales", dijo el juez en una exposición de 53 páginas, al tiempo que dejó abierta la posibilidad de que las autoridades vuelvan a presentar la demanda tras revisiones.

En las dos demandas presentadas en diciembre que se unificaron en un tribunal federal, funcionarios estatales y estadounidenses pidieron la desinversión de Instagram y WhatsApp, argumentando que Facebook había actuado para "afianzar y mantener su monopolio para negar a los consumidores los beneficios de la competencia".

Pero el juez dijo que la denuncia "no dice casi nada concreto sobre la cuestión clave de cuánto poder realmente tenía Facebook (...) es casi como si la agencia esperara que el tribunal simplemente asienta ante la sabiduría popular de que Facebook es un monopolista".

En Wall Street, la red social, cuya acción trepó casi un 5%, superó por primera vez el umbral simbólico del billón de dólares de capitalización.

La decisión se produce una semana después de que un panel del Congreso de Estados Unidos debatiera una legislación que conduciría a una revisión radical de las leyes antimonopolio y daría más poder a los reguladores para dividir las grandes empresas de tecnología.

FUENTE: AFP