EEUU TV -  12 de diciembre 2019 - 12:30hs

Alex Borstein se había mudado a Barcelona antes de conseguir papel en "La maravillosa señora Maisel"

La actriz que da vida a la mánager de la señora Maisel había tirado la toalla en su carrera profesional y se había mudado a España para ofrecer a sus hijos la experiencia de un año en el extranjero

La serie de Amazon 'La maravillosa señora Maisel' sobre un ama de casa del Upper East Side neoyorquino que comienza una carrera como humorista cuando su marido se va de casa ha sido todo un éxito de crítica y público: además de haberse convertido en una de las grandes bazas del servicio de streaming del gigante online, también le ha valido dos Globos de Oro y dos premios Emmy respectivamente a sus protagonistas femeninas, Rachel Brosnahan y Alex Borstein.

Irónicamente, antes de que la gran oportunidad de su vida profesional llamara a su puerta, esta última había tirado la toalla y se había mudado a Barcelona (España) dispuesta a olvidar para siempre su sueño de graduarse de los papeles secundarios a las grandes ligas. Justo cuando ya se había instalado, la creadora de la historia - Amy Sherman-Palladino- le envió el guion y cambió todos sus planes.

"Que quede claro, aun así tuve que hacer la audición, pero Amy me pidió que leyera el guion y cuando acabé lo tuve claro: 'Mi**da, voy a tener que viajar de vuelta para hacer la prueba'", ha desvelado a su paso por el talk-show de Seth Meyers.

"Quería ofrecerles a mis hijos la experiencia de vivir un año en el extranjero. La primera opción era Budapest, porque tenemos familia allí, pero el idioma que hablan es... no sirve para nada. Es precioso, pero poco útil. Me pregunté qué idiomas les sería útil hablar en un futuro y decidí que el chino o el español. Y como yo ya hablaba un poco de español, nos decantamos por la opción más fácil".

El principal atractivo de su nueva vida a orillas del mediterráneo era, como le sucede a muchos extranjeros, la tradición de la siesta de la que ahora se confiesa una enamorada y que recomienda a todo el mundo.

"Es lo que está mal con Estados Unidos ahora mismo: que no dormimos la siesta. Allí, de dos a cuatro de la tarde, todo cierra porque duermen a un mismo tiempo", ha apuntado.

FUENTE: SHOWBIZ