Ciencia Ciencia -  19 de octubre 2012 - 22:00hs

México: Indignación por maltrato a osezno exhibido en redes

México, ( EFE ). El maltrato de un osezno por parte de personal de Protección Civil de México ha desatado la indignación en la sociedad y la alarma entre autoridades medioambientales, que reconocen que aún hay mucho por hacer en el país en materia de protección, sobre todo en los poblados pequeños.

El titular de la Protección Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Hernando Guerrero, dijo a Efe estar "muy molesto" por el caso de maltrato a una especie que, además, está en peligro de extinción, y señaló que procederán con todo el peso de la ley contra los responsables, de los cuales ya han identificado a cinco.

Se trata de personal de Protección Civil del municipio de Zaragoza, en el norteño estado de Coahuila, que la noche del miércoles capturó con crueldad a una osa negra de corta edad, la amarró con cuerdas y estiró sus extremidades mientras posaba para unas fotografías que después publicó en las redes sociales.

"La indignación fue mayor de las redes sociales, pero a mí me ha puesto de cabeza, estoy muy molesto", aseguró el funcionario, quien reveló que el osezno ya fue liberado en su hábitat natural, la Serranía del Burro, tras constatar que se encontraba bien.

"Por fortuna (...) no recibió daños mayores", dijo Guerrero, quien no obstante aseguró que la Profepa presentará una denuncia penal ante la fiscalía federal por maltrato animal y aplicará sanciones administrativas a los responsables.

En el caso de la denuncia penal, agregó, "vamos a pedir la pena máxima", que es de nueve años de prisión, aunque la sanción dependerá del sistema judicial al evaluar el nivel de maltrato y de afectación al animal.

La sanción administrativa, que sí corresponde a la Profepa, prevé multas de hasta 3 millones de pesos (unos 233.000 dólares) cuando los daños son mayores.

Aunque "no podemos irnos fuera de la ley, (...) lo que a mí me interesa es poner un ejemplo de que esto es una actitud fuera de todo raciocinio" que debe ser castigada, aseveró.

Reconoció que este caso es una muestra de que personal de Protección Civil en ciertas poblaciones, sobre todo las pequeñas, no está capacitado para enfrentar este tipo de situaciones y carece de educación ambiental.

Además de la falta de capacitación, también hay que proporcionar el equipo "para sedar a los animales y no lastimarlos", admitió el funcionario, si bien destacó que en muchas regiones mexicanas "el manejo es profesional".

Unas 33.000 personas ya han firmado una petición dirigida a Protección Civil de Zaragoza, Coahuila y la Profepa para que las personas que participaron o presenciaron el maltrato al osezno reciban un "castigo ejemplar".