Al Pacino tuvo que acudir a terapia psicológica tras el éxito de "El Padrino"

Showbiz

El actor Al Pacino, quien a sus 79 años vuelve a estar de plena actualidad gracias a las excelentes críticas que ha cosechado por su trabajo en "El Irlandés", la última cinta de su buen amigo Martin Scorsese, ha reflexionado en su más reciente entrevista sobre el impacto que tuvo en su salud mental su conversión en estrella internacional allá por la década de los 70, cuando se dio a conocer ante el gran público por su recordado papel de Michael Corleone en 'El Padrino'.

"Es algo a lo que tienes que acostumbrarte. Me acuerdo de que Lee Strasberg me dijo: 'Querido, simplemente tienes que asimilarlo'. Y es verdad que lo tienes que hacer, pero no es tan sencillo", se ha sincerado el artista en una mesa redonda organizada por la revista The Hollywood Reporter, justo antes de revelar que empezó a acudir a terapia cinco veces a la semana y que no dejó de hacerlo durante los siguientes 25 años.

Publicidad

"Tuve mis problemas, por supuesto, y por eso recurrí a la terapia. Iba cinco días a la semana y así estuve durante 25 años", ha añadido con total naturalidad.

Teniendo en cuenta que su perfil mediático y cinematográfico no dejó de ganar enteros debido a trabajos tan emblemáticos como los que protagonizó en la segunda entrega de la trilogía de Francis Ford Coppola o en la cinta de culto 'Scarface', resulta comprensible que Pacino compaginara la ayuda psicológica con una notable reducción de su agenda de trabajo, una dinámica que se mantuvo vigente durante buena parte de la década de los ochenta.

"Necesitaba alejarme temporalmente de ese ritmo infernal, e incluso de la propia industria. Me vino muy bien y disfruté mucho de esa época. Pero llega un momento en que se te acaba el dinero, y no te queda otra que trabajar duro para recuperarlo", ha añadido el astro de Hollywood.

Publicidad