Agencia AP

ORLANDO, Florida, EE.UU. (AP). Mark Ingram corrió para dos touchdowns y se convirtió en el jugador con más anotaciones en la historia de la Universidad de Alabama, que aplastó el sábado 49-7 a la Estatal de Michigan, en el Capital One Bowl.

Pese a estar en el 15to lugar del ranking, la "Marea Escarlata" propinó a Michigan (7) la peor paliza en la historia de este tazón universitario del fútbol estadounidense.

Publicidad

Ingram, ganador del Trofeo Heisman en el 2009, acumuló 59 yardas por tierra contra el equipo al que apoyaba de niño. Greg McElroy lanzó para 220 yardas y un touchdown, y Alabama (10-3) se dio incluso el lujo de retirar a la mayoría de sus titulares en el tercer cuarto.

Con sus anotaciones, Ingram llegó a 42 de por vida, y rebasó por una el récord de Shaun Alexander.

Publicidad

Alabama llegó a la zona prometida en sus primeras cuatro ofensivas, limitó a 171 yardas totales a los "Espartanos" (11-2) y capturó cuatro veces a Kirk Cousins, en su actuación más impresionante de la campaña.

El margen de la victoria superó el de 33-0 logrado por la Estatal del Este de Texas sobre el Tecnológico de Tenesí, en el partido de 1953, cuando este tazón era conocido como el Tangerine Bowl. Este enfrentamiento se realiza desde 1947.

Publicidad

Publicidad