Golf Deportes -  19 de julio 2013 - 19:06hs

Español Jiménez encabeza el Abierto Británico

GULLANE, Gran Bretaña (AP) .- La rutina de estiramiento que realiza Miguel Ángel Jiménez antes de cada ronda parecería un poco ridícula. Pero realmente le funciona.

El jugador español, amante de la diversión, mostró una vez más lo mucho que importa la experiencia en el "major" más antiguo del golf, y finalizó la ronda del viernes con 71 golpes, en par de campo, lo que fue suficiente para tomar el liderato del Abierto Británico, bajo condiciones de calor intenso en el campo de Muirfield.

Pero no se puede relajar. Apenas ha transcurrido la mitad del torneo.

Tiger Woods está entre cuatro jugadores que se encuentran apenas a un golpe de distancia, un grupo que incluye al favorito inglés Lee Westwood; al estadounidense Dustin Johnson, de poderoso golpeo, y al sueco Henrik Stenson.

El argentino Ángel Cabrera, dos veces campeón de un torneo major, cerró la segunda ronda con 72 golpes, y el estadounidense Zach Johnson firmó una tarjeta de 75. Ambos están otro golpe atrás, aún en la pelea, a pesar de que se complicaron la vida al final de la jornada.

El campo fue el verdadero ganador del día _seco como un hueso y firme como mesa de billar_, lo que únicamente permitió cuatro marcadores menores a 70 golpes.

Hubo bolas se deslizaron por todos lados, terminado atrás de las tribunas, entre un césped alto, ante la cara de trampas de arena profundas. Dustin Johnson tuvo que realizar intencionalmente un golpe lateral al rough sólo para escapar de una trampa de arena. Phil Mickelson realizó cuatro putts para embocar una bola. Darren Clarke tuvo un cuádruple bogey.

Y lo más increíble: todos ellos aún están en posibilidades de ganar el trofeo.

Encabezando el torneo está Jiménez, golfista amante de fumar y beber vino, apodado "El Mecánico" y quien quizá es más conocido fuera de Europa por su singular manera de prepararse para una ronda.

Jiménez se ausentó cuatro meses para recuperarse de una fractura de la pierna derecha sufrida el invierno pasado, en un accidente de esquí. Si puede mantenerse en la cima durante el fin de semana, podría superar a Julius Boros, el jugador de mayor edad en ganar un torneo major en la historia del golf cuando conquistó el Campeonato PGA a los 48 años.

Tom Watson casi ganó este torneo hace unos años a la edad de 59.

"¿Por qué no?", dijo Jiménez, de 49 años, quien totaliza 139 golpes, tres bajo par, luego de dos días. "Hay dos rondas más por jugar. Uno nunca sabe qué va a suceder. Simplemente me voy a divertir en el campo de golf. Cuando termine aquí beberé una copa de vino tinto. Simplemente voy a seguir haciendo la misma cosa".

Woods anduvo penando durante la mayor parte del día. Erró un putt de 75 centímetros (2,5 pies). Se conformó con unos cuantos pares.

Pero en el último suspiro apareció el "Tigre" de antaño. Woods embocó un remate de 4,5 metros (15 pies) para cerrar el viernes con birdie el exigente último hoyo de Muirfield, consciente de que quizás tenga con qué detener la mayor sequía de su ilustre carrera.

"Será un fin de semana divertido", comentó. "Este campo va a ser difícil".

Woods firmó una tarjeta de par 71 que lució bastante bien, dadas las circunstancias. Fue una nueva jornada para sobrevivir el peligroso circuito.

No está mal, teniendo en cuenta que Woods atravesó un tramo de 12 hoyos sin un solo birdie hasta que lo logró en el 18.

"Yo me estaba esforzando", admitió.

El colombiano Camilo Villegas no pasó el corte, firmó una tarjeta de 79 golpes, para un acumulado de 151, nueve arriba del par.