LISBOA Economía -  4 de febrero 2014 - 12:11hs

Portugal subasta obras de Miró, por deudas

El gobierno de Portugal espera que un maestro del surrealismo pueda ayudarle a recuperar parte de los millones que perdieron los contribuyentes con el rescate de un banco en quiebra.

El gobierno está vendiendo en subasta 85 obras del artista español Joan Miró que se convirtieron en propiedad pública cuando el Banco Portugués de Negocios fue nacionalizado en 2008.

La casa Christie's de Londres, que se encargará de la venta de dos días a partir del martes, ha descrito la colección como "una de las ofertas más extensas e impresionantes de obras del artista que jamás se hayan ofrecido en subasta".

La subasta, sin embargo, ha provocado controversia. Algunos portugueses están exigiendo que esas obras sean retenidas por el estado y puestas en exhibición. Horas antes del inicio de la subasta, un juez de Lisboa rechazó una petición del Partido Socialista, el principal de la oposición, para emitir una orden judicial que bloquease la venta.

El gobierno alega que la política de austeridad del país lo ha dejado sin dinero para promover la cultura, por lo que la colección Miró no es una de sus prioridades.

En 2011, Portugal necesitó de un rescate internacional de 78.000 millones de euros (105.000 millones de dólares) para evitar la quiebra.

Miró fue una figura importante del movimiento surrealista en la década de 1920 y durante una carrera de siete décadas se forjó como pintor, escultor, grabador y ceramista. Se le acredita haber influido en una generación de expresionistas abstractos, entre ellos el artista estadounidense Jackson Pollock.

Se espera que dos de las pinturas al óleo del artista español sean las que generen las ofertas más altas de la subasta, de acuerdo con Christie's: "Mujeres y pájaros", de 1968, que tiene un precio de venta calculado entre 4 y 7 millones de libras (6,5 a 11,5 millones de dólares), y "Pintura", valorada entre 2,5 y 3,5 millones de libras (4 y 5,7 millones de dólares). El récord actual de una obra de Miró en subasta es de casi 37 millones de dólares, pagado por "Pintura (Estrella Azul)" en 2012.

No es la primera vez que los gobiernos de países han recurrido a obras de arte de sus bancos quebrados. El colapso de Lehman Brothers, el Banco de Irlanda y las cajas de ahorro de Corea del Sur han llevado al mercado obras de artistas renombrados en los últimos años.

Al igual que en otros lugares, sin embargo, la subasta portuguesa apenas reducirá un poco los fondos adeudados: Christie's ha estimado que la colección de Miró a subastar generará alrededor de 36 millones de euros (48 millones de dólares), que palidecen frente a los 3.400 millones de euros que debieron aportar los contribuyentes portugueses en 2008 para rescatar el colapsado Banco Portugues de Negocios.

El juicio en Lisboa de 15 personas presuntamente culpables de la bancarrota del banco, en medio de señalamientos de corrupción, fraude y mala administración, lleva tres años.