Julio de la Lastra,  presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada de Panamá (CoNEP)

EFE

Los empresarios de Panamá pidieron este martes una "tormenta de ideas" sobre alianzas público-privadas para reactivar la economía nacional, que cae en picada por la pandemia y está siendo afectada además por las consecuencias de temporales que han azotado parte del país.

Publicidad

"Esperamos que se inicie una tormenta de ideas que contribuya al mejoramiento de nuestra delicada situación", dijo el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada de Panamá (CoNEP), Julio de la Lastra, en la instalación del foro "Estrategias Público–Privadas para la Reactivación", organizado por este organismo.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, aprobó en septiembre de 2019, solo dos meses después de asumir el cargo por un período de 5 años, una ley de asociación público-privada para el desarrollo, "como incentivo para la inversión, el desarrollo social y la creación de empleos", como dice su texto.

Pero se desconoce de momento cuántos de estos proyectos han sido presentados, analizados o aprobados.

Por efectos de la pandemia, que semiparalizó la economía entre marzo y mediados de octubre pasados, se calcula que el producto interno bruto (PIB) de Panamá caerá entre un 9 % y un 13 %, según previsiones del Gobierno y de analistas locales, respectivamente.

El desempleo escalará del 7,1 % hasta el 25 % y la informalidad del 45 % al 55 %, según cálculos del Ministerio de Trabajo, cuya titular, Doris Zapata, reconoció la semana pasada que la reactivación de los contratos suspendidos tras la reapertura del comercio ha sido mucha más lenta de lo esperado.

A esto se suman los embates de las lluvias causadas por el paso por Centroamérica a inicios de noviembre del huracanes Eta, que dejó en Panamá 19 muertos y daños materiales que el Gobierno ha dicho que afrontará con una inversión superior a los 100 millones de dólares.

Las autoridades panameñas reportaron en las últimas horas al menos un fallecido por otro fenómeno climático, Iota, que tocó tierra anoche en Nicaragua como huracán causado destrucción y degradándose a tormenta tropical con trayectoria hacia Honduras.

El presidente Cortizo admitió, durante su intervención este martes en el foro, que "la paralización de las actividades productivas ha mermado los ingresos del sector privado y del gobierno", y que el alza del desempleo y la caída del consumo "son factores que nos han llevado a una situación económica compleja pero también" llena de "oportunidades".

"En el frente económico, por la circunstancias que todos conocemos, hay dificultades, pero estamos enfrentado el problema con acciones concretas", aseguró Cortizo.

De la Lastra dijo que entre los temas que se analizarán en el foro está cómo "generar liquidez en el proceso de recuperación económica, atraer la inversión extranjera directa y estimular el consumo domésticos en sectores claves".

El líder empresarial animó a seguir "buscando ese balance entre las medidas de salud y las económicas para levantar nuestra malobrada economía".

"Si no hay apertura, no hay consumo, si no hay consumo no hay ventas, y si no hay ventas las empresas no sobreviven y tampoco pueden mantener las plazas de trabajo. Si no hay ventas, empresas ni colaboradores no hay tributos para el Estado. Todos no afectamos", añadió.

Panamá ensaya desde el pasado 12 de octubre una "nueva normalidad", con casi todas las actividades económicas reactivadas y restricciones a la movilidad mínimas, un escenario en el que se pueden dar repuntes de la enfermedad y llevar nuevamente a confinamientos, según han reconocido las autoridades sanitarias.

Publicidad