PANAMÁ Entretenimiento -  27 de junio 2022 - 10:05hs

El hijo de Ben Affleck, de tan solo 10 años, provoca un accidente al volante

Samuel, nombre del hijo de Ben Affleck realizaba una maniobra marcha atrás y golpeó el vehículo contra un BMW.

Lo que en principio parecía una transgresión inocente y sin riesgo acabó provocando un choque entre dos vehículos de lujo. Parece que el actor Ben Affleck permitió que su hijo Samuel, de tan solo 10 años, se pusiera al volante de un Lamborghini durante su visita a un concesionario de Los Ángeles para que empezara a familiarizarse con semejante automóvil, concretamente con la marcha atrás.

Al realizar esta maniobra, Samuel no controló demasiado bien las distancias y se acercó demasiado a un BMW que estaba aparcado justo detrás. Finalmente, ambos coches acabaron golpeándose y el pequeño se llevó un susto de gran magnitud, mucho mayor que las verdaderas consecuencias de al colisión. Como ha confirmado un representante del artista a Entertainment Tonight, "todo el mundo está bien" y ninguno de los coches sufrió marcas visibles tras su breve contacto.

Otras fuentes han asegurado al medio TMZ que Samuel decidió por sí mismo montarse en el coche, un deportivo amarillo, y experimentar con sus marchas y pedales, todo ello con fatídico desenlace. El mismo portal de noticias señala que Ben no tardó en rodear a su niño con los brazos para consolarle por los resultados de su pillería, además de comprobar personalmente que ambos vehículos se encontraban en perfectas condiciones, como así fue.

El astro de Hollywood, quien ha vuelto a prometerse con la cantante Jennifer Lopez, con la que ya vivió un mediático romance a principios de los años 2000, ha defendido en varias ocasiones la importancia capital que tienen para él sus responsabilidades como padre. Tras una larga temporada de inestabilidad personal, marcada por su divorcio de Jennifer Garner y su adicción a la bebida, el intérprete tiene muy claro que el bienestar de sus hijos es su máxima prioridad, por lo que hace cada vez más esfuerzos a fin de convertirse en el "mejor padre posible".

En esta nota: