EEUU Entretenimiento -  2 de agosto 2021 - 08:26hs

Joaquin Phoenix se ha propuesto salvar a los dos osos que trabajaron en su película "Bear Brother"

El actor ha iniciado una campaña para que se traslade a un santuario acreditado a los dos osos que Disney utilizó como modelos para crear a los animales protagonista de una película de animación de 2003 y que actualmente viven en un rancho donde se alquilan sus servicios

Tras conseguir que Hollywood ofrezca menús veganos en sus entregas de premios y rescatar a una vaca y su ternero de una muerte segura en el matadero, Joaquin Phoenix se ha propuesto ahora cambiar la vida de los dos osos que Disney utilizó como modelos para crear a los animales protagonistas de la película de animación de 2003 titulada 'Bear Brother', conocida también como 'Hermano oso' o 'Tierra de osos', en la que el actor trabajó poniendo voz al personaje de Kenai.


Los dos ejemplares llamados Bruno y Bambi viven actualmente en un rancho de Florida que se presenta como una institución dedicada a educar y concienciar al público acerca de la importancia de preservar el hábitat de todas las especies de úrsidos, pero también ofrece a los 13 especímenes que tiene a su cargo para trabajar en proyectos de cine y televisión, como hicieron en el mencionado filme, o para actuar en ferias, festivales itinerantes e incluso en fiestas de cumpleaños.


Ahora el oscarizado intérprete ha iniciado una campaña para que Bruno y Bambi sean trasladados a un "santuario acreditado" donde no tengan que volver a realizar trucos ni bailes nunca más. Como primer paso, Joaquin ha enviado una carta a la propietaria de las instalaciones en la que apela al cariño que sabe que ella debe sentir por estos animales tras conocerlos a fondo.


"Estos osos merecen algo mejor que una vida en la carretera, donde se les arrebata todo lo que es natural e importante para ellos, y si te pones en su lugar, estoy seguro de que tú también lo verías", le ha asegurado.


"Sabes de primera mano que los osos son animales curiosos y complejos a los que les encanta trepar, cavar, buscar comida y jugar. Su agudo sentido del olfato y sus patas del tamaño de un plato evolucionaron para que pudieran buscar pareja y comida, recorriendo vastas distancias para conseguirlo, pero esos rasgos cuidadosamente perfeccionados se desperdician en el circuito de ferias del condado, donde son relegados a jaulas de transporte cuando no están balanceando aros sobre sus cabezas y llevando pelotas de baloncesto frente a multitudes de extraños".

FUENTE: RSS