EEUU Famosos -  5 de diciembre 2013 - 10:07hs

Salma Hayek vuelve a Londres por Navidad

La exuberante Salma Hayek ha hecho de sus desplazamientos navideños a la capital británica toda una tradición, por lo que al igual que el año pasado, la actriz no ha querido perderse en esta ocasión el encendido de las luces navideñas de una de sus boutiques londinenses preferidas: la de su buena amiga Stella McCartney.

Vestida con un llamativo abrigo amarillo combinado con unos elegantes tacones y una bufanda a juego con sus medias, la mexicana volvió a dar una lección de estilo a pesar de que acudió al evento sin su marido, el empresario francés François-Henri Pinault y sin su pequeña Valentina, demasiado joven todavía para acompañar a su madre en su ajetreada vida social.

Con el rostro más serio que de costumbre, la famosa actriz exhibió una vez más su admiración por la hija de Paul McCartney, quien no solo se ha convertido en una de sus mejores amigas sino que también se ha erigido como la principal responsable de su sofisticado fondo de armario. Tras conocerse hace cinco años por la intermediación de su marido, propietario del grupo textil en el que se integra la firma de Stella McCartney, las dos mujeres han presumido en numerosas ocasiones de su buena sintonía y de su pasión compartida por la moda, como demostraron en la pasada edición de los British Fashion Awards.

Además de compartir confidencias con Stella y presumir ante los asistentes de un sobrio pero ajustado vestido negro que, como no podía ser de otra manera, pertenecía a la última línea de diseños de la creadora británica, la popular actriz también coincidió en el acto con Ronnie Wood, el extravagante guitarrista de los Rolling Stones, así como con otras celebridades británicas del mundo de la música, la moda y la televisión.El idilio que parece vivir la estrella de cine con la vertiente estética de la cultura británica recuerda inevitablemente a su reciente participación en el rodaje de 'How to Make Love Like an Englishman', la comedia romántica que protagoniza junto a Pierce Brosnan -uno de los ídolos del cine británico pese a ser irlandés- y que está ambientada en la prestigiosa universidad de Cambridge.

Sin embargo, Salma Hayek ha dejado claro en más de una ocasión que la ciudad de París es ahora su verdadero hogar, ya que le ha brindado la estabilidad sentimental y familiar que necesita en esta época de su vida."En un momento dado sentía que me estaba haciendo vieja y que mi carrera seguía sin despegar del todo. Además, pensé que no iba a encontrar a nadie que estuviese incondicionalmente a mi lado. Y cuando pensé que ya había tocado fondo, mi vida cambió radicalmente. Construí una familia y tuve una preciosa hija. Pero he de reconocer que antes de mudarme a París estaba aterrada", aseguraba la actriz a la revista francesa Version Femina.

En esta nota: