EEUU Famosos -  12 de diciembre 2017 - 11:39hs

Jessica Chastain temía que sus críticas a Harvey Weinstein "destruyeran" su carrera

Aunque no es ni mucho menos la primera o la única actriz que ha denunciado abiertamente la cultura tan tóxica que ha venido imperando desde hace décadas en la meca del cine y que, entre otras muchas cosas, se manifiesta en el sinfín de casos de acoso o abuso sexual destapados hace unos meses, Jessica Chastain estaba convencida de que su decisión de expresarse con tanta rotundidad sobre estos escándalos -pese al apoyo total que las víctimas han recibido ahora por parte de la industria- podría haber infligido un daño irreparable a su carrera.

"Para serte sincera, me ha sorprendido mucho mi nominación a los Globos de Oro, porque como actriz siempre he temido que hablar más de la cuenta, o compartir mis opiniones sin pudor, pudiera costarme el trabajo. Pensaba que salirme del papel normalmente reservado a la mujer me llevaría directamente a desaparecer", ha confesado al diario The New York Times sobre su reciente candidatura en la categoría de mejor actriz dramática por su cinta 'Molly's Game'.

Ese miedo a que su trayectoria profesional pudiera verse empañada por su posicionamiento político o social llegó a su punto álgido en los días inmediatamente posteriores a la revelación de las agresiones sexuales del denostado Harvey Weinsten, cuando la estadounidense echó mano de su perfil de Twitter para condenar enérgicamente tan despreciable comportamiento.

"Cuando salió el artículo que destapaba todo lo de Weinstein, empecé a tuitear sin descanso. Tengo un grupo en Whatsapp con mis amigas más íntimas y les dije: 'Estoy realmente aterrada porque quizá esto va a destruir mi carrera ahora mismo'. En ese momento me preguntaba si la gente me seguiría viendo como la actriz que soy y si ciertas personas querrían seguir trabajando conmigo tras conocer mi postura. Afortunadamente, mis amigas me despojaron del miedo y me hicieron entender que, para erradicar lo malo, hay que cambiar la situación, no ignorarla", ha recordado.

Tras ser plenamente consciente de que lo que podría haber dañado significativamente su carrera -al menos en lo que al caso Weinstein se refiere- hubiera sido no pronunciarse en absoluto sobre ello, Jessica Chastain no ha dudado en aprovechar su recuperada confianza en sí misma para reclamar, no solo a las mujeres sino también a los hombres, que alcen la voz para terminar con esos silencios cómplices que no hacen más que perpetuar la problemática."A mí me avisaron desde el principio [sobre la conducta de Weinstein].

Las historias llevaban años circulando, y negar la evidencia habría creado el entorno perfecto para que siguiera ocurriendo. Y sí, he de decir que me enfada mucho que ciertos medios pidan solo a las mujeres que cuenten sus historias. ¿Y qué hay de los hombres que las conocían? Es posible que a muchos les dé miedo examinar su propio historial", ha asegurado.

FUENTE: Showbiz