Marta Sánchez

ShowBiz

Teniendo en cuenta que desde el pasado mes de junio sus publicaciones en las redes sociales dejaban entrever una profunda nostalgia ligada a las escasas y breves visitas que había hecho a España desde 2014, cuando se estableció en Miami junto a su entonces novio Daniel Terán, no debería resultar sorprendente que la cantante Marta Sánchez confiese ahora que llevaba mucho tiempo deseando poner fin a su aventura estadounidense para regresar al país que la vio nacer y en el que se siente completamente feliz"Estoy muy contenta con mi vuelta a España. He cambiado mucho", asegura la estrella del pop a la revista Diez Minutos para revelar, a continuación, que su vida al otro lado del Atlántico le ha enseñado precisamente a "valorar" más la calidad de vida que se desprende de estar cerca de los suyos.

"Ahora valoro mucho más las cosas que hay aquí. Hay que estar hecho de otra pasta para vivir lejos de tu gente, y yo no estaba preparada", se sincera en la entrevista.Una de las razones por las que Marta Sánchez no regresó antes a casa, como ella misma solía contar cada vez que se encontraba con la prensa en sus visitas a España, tenía mucho que ver con el bienestar de su hija Paula -fruto de su extinto matrimonio con Jesús Cabanas- y lo satisfecha que estaba la pequeña en un ambiente tan estimulante.

Publicidad

"Sí, [estaba contenta], pero ella vive en sus mundos Disney y yo estaba al frente del peligro", ha desvelado sobre las percepciones radicalmente opuestas que madre e hija tenían de su día a día en la ciudad, diferencias que parecen compensarse ahora con el hecho de que Paula está dispuesta a seguir los pasos profesionales de la artista.

"Quiere ser cantante. Dice que se quiere apuntar ya en el conservatorio. Yo quiero que tenga una formación básica y que luego se dedique a lo que quiera. Pero ella no quiere perder más tiempo. La verdad es que tiene una gran afinación en el oído, que ha heredado de mi padre y de mí", ha compartido.Tanto extrañaba la madrileña su país de procedencia durante los momentos más solitarios de su vida en Florida, como ella misma contaba a sus seguidores de Instagram, que fue allí donde tuvo la idea de componer una letra para el himno nacional que, tras ser interpretada por primera vez en público durante su concierto del pasado sábado en el Teatro de la Zarzuela, ha terminado generando un gran revuelo en la opinión pública.

"Surgió hace más de un año, cuando vivía en Miami, lo pasé muy mal allí, lejos de mi gente, añoraba mi país. Es una carta de amor. Me enorgullece que no haya pasado desapercibido. Estoy contenta porque no ha habido prácticamente ninguna crítica que me haya hecho daño. Estoy alucinada", explicaba este lunes a la cadena de radio Onda Cero.

Publicidad