EEUU Famosos -  21 de junio 2018 - 10:52hs

Schwarzenegger y Maria Shriver educan a sus hijos en la importancia del trabajo duro

El matrimonio que formaron durante más de dos décadas Maria Shriver y Arnold Schwarzenegger llegó a su fin en 2011 al mismo tiempo que salía a la luz la noticia de que el antiguo actor y gobernador de California había sido padre catorce años atrás de un niño fruto de su aventura con una empleada doméstica, pero en la actualidad ambos han sabido dejar atrás cualquier tensión para centrarse en ofrecer a sus cuatro hijos en común -Katherine (28), Christopher (27), Christina (26) y Patrick (20) - un entorno familiar unido.

A día de hoy Maria se siente muy orgullosa en especial del buen ejemplo que su exmarido ha dado a sus retoños y lo mucho que la apoya a la hora de inculcarles unos valores de esfuerzo y perseverancia.

"Siempre les digo que, al final, ellos son responsables de sí mismos. Les digo que se rodeen de personas que conozcan de verdad, y que se valoren. Su responsabilidad es contar con un buen grupo de amigos a su alrededor. Esperamos, tanto su padre como yo, que sean personas amables y compasivas, y que trabajen duro. No deseo para ellos que ganen mucho dinero, pero sí que se esfuercen para conseguirlo, al menos tanto como su padre", ha explicado Maria en una entrevista al podcast de Oprah 'SuperSoul Conversations'.

Otro de los pilares de la educación que han impartido a su extensa prole ha sido la importancia del activismo social: "También espero que traten de hacer algo bueno por el mundo, que encuentre una pasión, una organización benéfica o una asociación que pueda beneficiarse de su ayuda".

A su progenitora no se le escapa que sus cuatro retoños siempre se verán perseguidos por la duda de si sus logros son fruto de su propio talento o de la influencia de sus apellidos ligados tanto a Hollywood como al mundo de la política, en este último caso por partida doble debido a que Maria pertenece al clan Kennedy: su tío era el fallecido presidente John F. Kennedy.

Sin embargo, ella considera que esa no es excusa para que no traten de ganarse poco a poco el respecto de sus compañeros en cualquier campo profesional que elijan; bien sea la literatura como Katherine, la industria del cine como Christina -que ya ha producido un documental para Netflix junto a su madre- o la actuación, como el benjamín del clan."Mi consejo es que miren al frente e ignoren a quienes les digan: 'Solo has conseguido esto por quién eres. Lo tienes más fácil, tienes a tu alcance esto y lo otro'. Tienes que mantener un perfil bajo y seguir adelante".